1
1Dichosos todos aquellos que no siguen el consejo de los malvados, ni se detienen en la senda de los pecadores, ni cultivan la amistad de los blasfemos, 2sino que se deleitan en la ley del SEÑOR, la meditan día y noche. 3Son como árboles junto a las riberas de un río, que no dejan de dar delicioso fruto cada estación. Sus hojas nunca se marchitan y todo lo que hacen prospera.
4¡Qué distinto el caso de los malvados! Son como la paja que el viento arrastra. 5Por eso, los malvados no se sostendrán en el juicio, ni serán contados entre los buenos.
6Porque el SEÑOR protege los pasos de los justos; pero los pasos de los impíos conducen a la perdición.
Loading reference in secondary version...
Copyright 2006, 2008 by Biblica, Inc.®