1
Censo de Israel en el Sinaí
1El día primero del segundo mes del segundo año, cuando hacía poco más de un año que los israelitas habían salido de Egipto, el Señor se dirigió a Moisés en el desierto de Sinaí, en la tienda del encuentro con Dios, y le dijo:
2«Hagan un censo de todos los israelitas, por clanes y familias, para saber el nombre y número exacto de todos los hombres 3de veinte años para arriba, aptos para la guerra. Regístrenlos según el orden militar, con la ayuda de Aarón 4y de un jefe de familia por cada tribu. 5Éstos son los nombres de los jefes que deberán ayudarles:
»Por la tribu de Rubén: Elisur, hijo de Sedeúr.
6»Por la de Simeón: Selumiel, hijo de Surisadai.
7»Por la de Judá: Nahasón, hijo de Aminadab.
8»Por la de Isacar: Natanael, hijo de Suar.
9»Por la de Zabulón: Eliab, hijo de Helón.
10»Por las tribus de los hijos de José: Elisamá, hijo de Amihud, por la de Efraín; y Gamaliel, hijo de Pedasur, por la de Manasés.
11»Por la tribu de Benjamín: Abidán, hijo de Guidoní.
12»Por la de Dan: Ahiézer, hijo de Amisadai.
13»Por la de Aser: Paguiel, hijo de Ocrán.
14»Por la de Gad: Eliasaf, hijo de Reuel.
15»Por la de Neftalí: Ahirá, hijo de Enán.»
16Éstos fueron los jefes de tribu escogidos de entre la comunidad israelita para representar a sus propios clanes. 17-18El día primero del segundo mes del año, Moisés y Aarón reunieron a estos hombres expresamente designados por Dios, lo mismo que a todo el pueblo, e hicieron el censo de todos los israelitas, anotando en orden de clanes y familias el nombre de cada uno de ellos y el número total de hombres de veinte años para arriba, 19tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés. Este censo se hizo en el desierto de Sinaí.
20-21Una vez hecho el censo por tribus, clanes y familias, y anotados ya el nombre de cada uno y el número total de hombres mayores de veinte años, el resultado fue el siguiente:
De la tribu de Rubén, el hijo mayor de Israel, se contaron cuarenta y seis mil quinientos hombres aptos para la guerra.
22-23De la tribu de Simeón se contaron cincuenta y nueve mil trescientos.
24-25De la tribu de Gad se contaron cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta.
26-27De la tribu de Judá se contaron setenta y cuatro mil seiscientos.
28-29De la tribu de Isacar se contaron cincuenta y cuatro mil cuatrocientos.
30-31De la tribu de Zabulón se contaron cincuenta y siete mil cuatrocientos.
32-35De los descendientes de José se contaron cuarenta mil quinientos de la tribu de Efraín y treinta y dos mil doscientos de la tribu de Manasés.
36-37De la tribu de Benjamín se contaron treinta y cinco mil cuatrocientos.
38-39De la tribu de Dan se contaron sesenta y dos mil setecientos.
40-41De la tribu de Aser se contaron cuarenta y un mil quinientos.
42-43De la tribu de Neftalí se contaron cincuenta y tres mil cuatrocientos.
44Éste fue el resultado del censo que hicieron Moisés, Aarón y los doce jefes israelitas que representaban a sus respectivas tribus y familias: 45los israelitas de veinte años para arriba, aptos para la guerra, 46fueron seiscientos tres mil quinientos cincuenta en total.
Nombramiento de los levitas
47Los levitas no fueron contados entre las tribus de sus antepasados, 48porque el Señor le había dicho a Moisés: 49«Cuando hagas el censo de los israelitas, no cuentes entre ellos a la tribu de Leví. 50A los levitas deberás ponerlos a cargo del servicio del santuario de la alianza, de todos sus utensilios y de todo lo que corresponde al santuario. Ellos se ocuparán de transportar el santuario y sus utensilios, y de todo lo relacionado con su servicio. También deberán acampar alrededor del santuario, 51y cuando haya que transportarlo, ellos serán quienes lo desarmen y quienes lo instalen de nuevo cuando tengan que acampar. Toda persona ajena que se acerque al santuario, será condenada a muerte. 52Los demás israelitas acamparán a la manera militar, cada uno en su propio campamento y bajo su propia bandera. 53Los levitas, por su parte, acamparán alrededor del santuario de la alianza, y cuidarán de él, para que el Señor no se enoje contra los israelitas.»
54Los israelitas lo hicieron todo tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés.
Loading reference in secondary version...