1
Título
1Palabras que el Señor comunicó a Sofonías, hijo de Cusí, hijo de Guedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, siendo rey de Judá Josías, hijo de Amón.
Amenazas de castigo contra Judá y Jerusalén
2Voy a aniquilar todo lo existente
sobre la superficie de la tierra
—oráculo del Señor—.
3Aniquilaré toda persona y animal:
no dejaré pájaros en el cielo
ni peces en el mar;
haré perecer a los malvados
y exterminaré a todo ser humano
sobre la superficie de la tierra
—oráculo del Señor—.
4Extenderé mi mano contra Judá
y contra todas las gentes de Jerusalén;
borraré de este lugar
hasta el último rastro de Baal:
a todos sus servidores y sacerdotes;
5a los que adoran en los terrados
al ejército de los cielos,
a los que se postran ante el Señor
jurando al mismo tiempo por él y por Milcón,
6a los que se alejan del Señor
y no lo buscan ni consultan.
7¡Silencio ante el Señor Dios!
Ya está próximo el día del Señor:
él tiene preparado un sacrificio,
y ha consagrado a sus invitados.
8En el día de ese sacrificio,
yo castigaré a los príncipes,
castigaré a los hijos del rey,
a todos los que visten
al modo de los extranjeros.
9En aquel día castigaré también
a los que saltan por encima del umbral,
a los que llenan de fraude y violencia
el Templo de su Señor.
10En aquel día —oráculo del Señor—
se oirán clamores en la Puerta del Pescado*,
gemidos en el Barrio Nuevo,
lamentos desde los collados.
11Lloren los del barrio del Mortero*,
pues han sido barridos los mercaderes*,
eliminados los cambistas.
12Acontecerá además en aquel tiempo,
que inspeccionaré a Jerusalén linterna en mano
y castigaré a los desaprensivos*
que dentro de su corazón se dicen:
«El Señor no actúa, ni para mal ni para bien».
13Sus riquezas serán saqueadas,
sus casas quedarán destruidas;
las edificarán, mas no las habitarán;
plantarán viñas, pero no beberán su vino.
14Se acerca el gran día del Señor,
rápidamente se aproxima;
en ese día se alzará un gran clamor,
hasta el valiente quedará angustiado.
15Día de ira será aquel día,
día de angustia y aflicción,
día de ruina y desolación,
día de oscuridad y tinieblas,
día de densos nubarrones,
16día de clarines y gritos de guerra
contra las fortificadas ciudades,
contra sus elevadas almenas.
17Colmaré de angustia a la gente
que andará, como los ciegos, a tientas;
su sangre será derramada como polvo
y su carne [tirada] como estiércol,
por haber pecado contra el Señor.
18Ni su plata ni su oro podrán librarlos
cuando se encienda la ira del Señor;
el fuego ardiente de su celo
consumirá totalmente la tierra,
y acabará de forma aterradora
con todos los que la habitan.
Loading reference in secondary version...