57
Salmo 57 (56)
Dios es bueno conmigo
1Al maestro del coro. Según “No destruyas”. Poema de David. Cuando escapó de Saúl escondiéndose en una cueva.
2Apiádate de mí, oh Dios, apiádate,
que en ti pongo mi confianza;
bajo tus alas me refugiaré
hasta que pase la desgracia.
3Invocaré al Dios Altísimo,
al Dios que es bueno conmigo.
4Me salvará desde el cielo
y humillará a quien me acosa; [Pausa]
¡Dios enviará su amor y verdad!
5Estoy tendido entre leones
que devoran a seres humanos;
sus dientes son lanzas y flechas,
es su lengua una espada afilada.
6Oh Dios, álzate sobre los cielos,
alza tu gloria sobre la tierra entera.
7A mis pies tendieron una trampa
y todo mi ser quedó abatido;
delante de mí cavaron una fosa,
pero ellos mismos cayeron dentro. [Pausa]
8Mi corazón está firme, oh Dios,
se siente firme mi corazón.
Voy a cantar, voy a tocar:
9¡Despierta, corazón mío*!
¡Despiértense, cítara y arpa,
que yo despertaré a la aurora!
10Te alabaré entre los pueblos, Señor,
te cantaré entre las naciones,
11pues tu amor llega hasta el cielo,
hasta el firmamento tu verdad.
12Oh Dios, álzate sobre los cielos,
alza tu gloria sobre la tierra entera.
Loading reference in secondary version...