8
El séptimo sello
1Cuando el Cordero rompió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo durante casi media hora.
2Luego vi a los siete ángeles de pie ante Dios y cada uno recibió una trompeta.
3Llegó otro ángel y se puso de pie frente al altar. Tenía un recipiente de oro con mucho incienso para ofrecerlo junto con las oraciones de todo el pueblo de Dios#8:3 pueblo de Dios Textualmente santos. Ver vocabulario.. Así que puso esta ofrenda sobre el altar de oro que estaba frente al trono. 4El humo del incienso salió del recipiente que el ángel tenía en la mano y llegó ante Dios junto con las oraciones de su pueblo. 5Luego, el ángel tomó el recipiente donde estaba el incienso, lo llenó con fuego del altar y lo arrojó sobre la tierra. Hubo truenos, ruidos, rayos y un terremoto.
Los siete ángeles tocan las trompetas
6Luego los siete ángeles con las siete trompetas se prepararon para tocarlas.
7El primer ángel tocó la trompeta, y cayeron sobre la tierra granizo y fuego mezclados con sangre. Se quemaron la tercera parte de la tierra, la tercera parte de los árboles y todo el pasto.
8El segundo ángel tocó la trompeta, y cayó sobre el mar algo parecido a una gran montaña envuelta en llamas que hizo que la tercera parte del mar se convirtiera en sangre. 9Murió la tercera parte de todos los seres del mar y fue destruida la tercera parte de todos los barcos.
10El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella encendida como una antorcha, sobre la tercera parte de los ríos y los manantiales. 11La estrella se llamaba Ajenjo#8:11 Ajenjo Nombre que se le da a una planta amarga. y volvió amarga la tercera parte del agua de los ríos. Mucha gente murió por haber bebido de esa agua.
12El cuarto ángel tocó la trompeta y la tercera parte del sol, la luna y las estrellas fueron golpeadas y se oscurecieron. Así, una tercera parte del día y de la noche quedaron sin luz.
13Entonces, vi un águila volando alto y oí que decía con voz fuerte: «Desastres, desastres, desastres para los habitantes de la tierra. Comenzarán después de que los tres últimos ángeles toquen las trompetas».
Loading reference in secondary version...