57
SALMO
Señor, busco tu protección
Al director. Al compás de «No destruyas». Poema de David, cuando escapó de Saúl y entró a la cueva.
1Ten compasión de mí, Dios mío,
ten compasión de mí.
Sé bueno conmigo,
porque yo confío en ti.
Busco protección bajo tus alas
hasta que pase el peligro.
2Le pido ayuda a Dios Altísimo,
el Dios que me protege.
3Desde el cielo él me ayuda y me salva,
vence a los que me atacan. Selah
Me envía su fiel amor y lealtad.
4Estoy rodeado de enemigos
que son como leones que devoran a la gente.
Sus dientes son lanzas y flechas,
su lengua es una espada afilada.
5Dios mío, levántate más allá del cielo,
que tu gloria cubra toda la tierra.
6Mis enemigos me habían puesto una trampa,
alistaron una red para atraparme,
cavaron una fosa para que yo cayera en ella,
pero ellos cayeron en su propia trampa. Selah
7Dios mío, mi corazón está firme.
He tomado una decisión:
Te cantaré y alabaré.
8Despierta, alma mía#57:8 alma mía Textualmente mi gloria..
Arpa y lira, ¡despierten!
Despertaré el nuevo día.
9Te alabaré entre las naciones, oh Señor,
te cantaré alabanzas entre los pueblos.
10Porque tu fiel amor es tan grande que llega hasta el cielo,
y tu fidelidad llega hasta las nubes.
11Dios mío, levántate más allá del cielo,
que tu gloria cubra toda la tierra.
Loading reference in secondary version...