1
Censo de los israelitas en el Sinaí
1El primer día del segundo mes del segundo año desde cuando salieron de Egipto, el SEÑOR le habló a Moisés en el desierto de Sinaí en la carpa del encuentro y le dijo: 2«Haz un censo de todos los israelitas por grupos familiares y por familias, anotando el nombre de cada varón. 3Tú y Aarón deben registrar por unidades militares a todos los hombres de Israel de más de veinte años de edad que estén aptos para el servicio militar. 4Háganlo con la ayuda de un hombre de cada tribu, que sea jefe de familia. 5Estos son los hombres que les ayudarán:
»De la tribu de Rubén, Elisur hijo de Sedeúr;
6de la tribu de Simeón, Selumiel hijo de Zurisaday;
7de la tribu de Judá, Naasón hijo de Aminadab;
8de la tribu de Isacar, Natanael hijo de Zuar;
9de la tribu de Zabulón, Eliab hijo de Helón;
10de los descendientes de José: de la tribu de Efraín, Elisama hijo de Amiud; de la tribu de Manasés, Gamaliel hijo de Pedasur;
11de la tribu de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni;
12de la tribu de Dan, Ajiezer hijo de Amisadai;
13de la tribu de Aser, Paguiel hijo de Ocrán;
14de la tribu de Gad, Eliasaf hijo de Deuel;
15de la tribu de Neftalí, Ajirá hijo de Enán».
16Las tribus descendían de sus antepasados y estos hombres fueron elegidos como jefes de ellas, eran comandantes de las unidades militares de Israel. 17Entonces Moisés y Aarón tomaron consigo a estos hombres elegidos 18y reunieron a toda la comunidad el primer día del segundo mes. Se hizo el registro por grupos familiares y por familias, anotando uno por uno a los hombres de veinte años para arriba. 19Moisés hizo el censo en el desierto de Sinaí tal como el SEÑOR le había mandado.
20Los descendientes de Rubén, el hijo mayor de Israel, quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 21El número de hombres registrados de la tribu de Rubén fue de cuarenta y seis mil quinientos.
22Los descendientes de Simeón quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 23El número de hombres registrados de la tribu de Simeón fue de cincuenta y nueve mil trescientos.
24Los descendientes de Gad quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 25El número de hombres registrados de la tribu de Gad fue de cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta.
26Los descendientes de Judá quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 27El número de hombres registrados de la tribu de Judá fue de setenta y cuatro mil seiscientos.
28Los descendientes de Isacar quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 29El número de hombres registrados de la tribu de Isacar fue de cincuenta y cuatro mil cuatrocientos.
30Los descendientes de Zabulón quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 31El número de hombres registrados de la tribu de Zabulón fue de cincuenta y siete mil cuatrocientos.
32De los hijos de José:
Los descendientes de Efraín quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 33El número de hombres registrados de la tribu de Efraín fue de cuarenta mil quinientos.
34Los descendientes de Manasés quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 35El número de hombres registrados de la tribu de Manasés fue de treinta y dos mil doscientos.
36Los descendientes de Benjamín quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 37El número de hombres registrados de la tribu de Benjamín fue de treinta y cinco mil cuatrocientos.
38Los descendientes de Dan quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 39El número de hombres registrados de la tribu de Dan fue de sesenta y dos mil setecientos.
40Los descendientes de Aser quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 41El número de hombres registrados de la tribu de Aser fue de cuarenta y un mil quinientos.
42Los descendientes de Neftalí quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 43El número de hombres registrados de la tribu de Neftalí fue de cincuenta y tres mil cuatrocientos.
44Ese fue el número de hombres que resultó del censo que hicieron Moisés y Aarón, y los doce jefes de Israel que representaban cada uno a su tribu. 45Todos los hombres del pueblo de Israel quedaron registrados por grupos familiares y por familias. Se anotaron uno por uno los nombres de los varones de veinte años para arriba, aptos para el servicio militar. 46El total fue de seiscientos tres mil quinientos cincuenta hombres.
47Los levitas no fueron censados junto con los demás 48porque el SEÑOR le dijo a Moisés: 49«No hagas un censo de la tribu de Leví, ni los coloques en la lista con los demás israelitas. 50Pon a los levitas a cargo de la Carpa Sagrada del Testimonio, sus accesorios y todo lo demás que tenga que ver con ella. Ellos serán quienes transporten la Carpa Sagrada y todos sus accesorios; la cuidarán y acamparán alrededor de ella. 51Cuando haya que trasladar la Carpa Sagrada, los levitas serán quienes la desarmen y cuando haya que instalarla, ellos serán quienes la armen de nuevo. Todo el que sea ajeno a la carpa y se acerque a ella, será condenado a muerte. 52Los demás israelitas acamparán por tropas, cada uno en su propio campamento y con su propia unidad militar. 53Pero los levitas acamparán alrededor de la Carpa Sagrada del Testimonio para que así la ira de Dios no caiga sobre los israelitas. Los levitas estarán encargados de cuidar la Carpa Sagrada del Testimonio».
54Los israelitas hicieron todo tal como el SEÑOR le ordenó a Moisés.
Loading reference in secondary version...