1
Los sacrificios que deben quemarse completamente
1El SEÑOR llamó a Moisés desde la carpa del encuentro y le dijo: 2«Habla con los israelitas y diles que cuando alguien le traiga ofrendas de animales al SEÑOR, el animal ofrecido pertenecerá a su ganado o a su rebaño.
3»El que ofrezca un animal de su ganado como sacrificio que debe quemarse completamente tendrá que ofrecer un toro que no tenga ningún defecto. Para que se le acepte el sacrificio ante el SEÑOR, llevará el animal a la entrada de la carpa del encuentro. 4Entonces colocará la mano sobre la cabeza del animal para que ese sacrificio que debe quemarse completamente sea aceptado y sirva para purificarlo. 5Degollará el animal ante el SEÑOR y luego, los hijos de Aarón, los sacerdotes, derramarán la sangre alrededor del altar que queda cerca de la entrada de la carpa del encuentro. 6Después se le quitará toda la piel al animal y se cortará en pedazos. 7Luego los sacerdotes, los hijos de Aarón, acomodarán la leña en el altar y le prenderán fuego. 8Después colocarán los pedazos, la cabeza y la grasa sobre la leña. 9En seguida lavarán las vísceras y las patas del animal. El sacerdote quemará todo sobre el altar; es una ofrenda que se quema de olor agradable al SEÑOR.
10»Si el animal que se ofrece como sacrificio que debe quemarse completamente es del rebaño de ovejas o de cabras, el animal tendrá que ser un macho sin ningún defecto. 11Se sacrificará en el lado norte del altar en presencia del SEÑOR. Los hijos de Aarón, los sacerdotes, derramarán la sangre alrededor del altar. 12Luego lo cortarán en pedazos y lo colocarán, con la cabeza y la grasa, sobre la leña que está ardiendo en el altar. 13Después lavarán todas las vísceras y las patas del animal. Los sacerdotes los ofrecerán quemándolos sobre el altar; es una ofrenda que se quema de olor agradable al SEÑOR.
14»Si el animal que se ofrece al SEÑOR como sacrificio que debe quemarse completamente es un ave, tendrá que ser una tórtola o una paloma joven. 15El sacerdote la llevará al altar, le arrancará la cabeza y la quemará sobre el altar de la siguiente manera: habiendo exprimido la sangre a un costado del altar, 16le quitará el buche y las plumas y los tirará al lado oriental del altar, en el lugar donde se tiran las cenizas. 17Después cortará el ave en dos tomándola por las alas, pero sin separar las dos partes. La quemará entre las brasas del altar. Es un sacrificio que debe quemarse completamente, de olor agradable al SEÑOR.
Loading reference in secondary version...