2
Un buen soldado de Jesucristo
1Timoteo, hijo mío, saca fuerzas del generoso amor que Dios nos da por pertenecer a Jesucristo. 2Has escuchado mis enseñanzas confirmadas por muchos. Ahora enséñaselas a personas dignas de confianza, que a su vez puedan enseñárselas a otros. 3Como un buen soldado de Jesucristo, comparte conmigo el sufrimiento. 4Ningún soldado pierde su tiempo pensando en asuntos de la vida civil, porque lo único que le preocupa es agradar a su capitán. 5Cuando un atleta participa en una competencia, no puede ganar a menos que obedezca todas las reglas. 6El campesino que ha trabajado duro tiene derecho a ser el primero en recibir su parte de la cosecha. 7Piensa en lo que te digo y el Señor te ayudará a entenderlo todo.
8Nunca olvides a Jesucristo, quien resucitó de la muerte y vino de la familia de David tal como lo dice la buena noticia que yo les anuncio a todos. 9Ahora estoy sufriendo por esa buena noticia hasta el punto de estar encadenado como un criminal, pero el mensaje de Dios no está encadenado. 10Por eso soporto todo con paciencia por el bien de los que Dios ha elegido. Lo hago para que puedan tener la salvación que se encuentra en Jesucristo y disfruten de la gloria eterna.
11Esto es cierto:
Si morimos con él,
también viviremos con él.
12Si seguimos constantes a pesar del sufrimiento,
entonces reinaremos con él.
Si decimos que no lo conocemos,
entonces él también dirá que no nos conoce.
13Si dejamos de ser fieles,
él seguirá siendo fiel,
pues no puede negarse a sí mismo.
Un trabajador aprobado
14Sigue recordándoles como advertencia delante de Dios que no se metan en discusiones que no ayudan para nada, que sólo destruyen a los que escuchan. 15Esfuérzate por presentarte aprobado ante Dios como un trabajador que no tiene nada de qué avergonzarse y que enseña correctamente a poner en práctica el mensaje de la verdad. 16Aléjate de los que hablan cosas mundanas y tonterías, porque esa manera de hablar sólo resulta en que haya cada vez menos respeto hacia Dios. 17Su enseñanza se propagará como un cáncer. Himeneo y Fileto han hablado así. 18Se han apartado de la verdadera enseñanza diciendo que la resurrección de todos ya sucedió, y con eso arruinan#2:18 arruinan o trastornaron. la fe de algunos. 19A pesar de eso, Dios ha construido una base sólida que continúa firme, en la que se encuentran escritas estas palabras: «El Señor conoce a su pueblo»#Cita de Nm 16:5 y «Todo el que dice que pertenece al Señor debe apartarse de la maldad».
20En una casa grande hay objetos de oro y plata, y también otros de madera y barro. Algunos tienen usos especiales, otros uso común. 21Así sucede en la casa del Señor. Si uno se mantiene puro, puede tener un uso especial, consagrado y útil para el Señor y listo para hacer toda clase de buenas obras.
22Evita las pasiones desordenadas que les complacen a los jóvenes. Esfuérzate por seguir una vida de rectitud, por tener fe, amor y paz, junto con la gente que tiene corazón puro y que ha confiado en el Señor. 23No tengas nada que ver con discusiones tontas e inútiles porque, como bien sabes, sólo conducen a peleas. 24Un siervo del Señor no debe pelear, sino que debe ser amable con todos, ser un buen maestro y tener mucha paciencia. 25Debe enseñar amablemente a los que están en su contra. Tal vez Dios les dará la oportunidad de cambiar y conocer la verdad. 26Ellos están cautivos del diablo para hacer lo que él quiere, tal vez caigan en cuenta de eso y escapen de la trampa.
Loading reference in secondary version...