4
Vidas cambiadas
1Puesto que Cristo sufrió físicamente, entonces prepárense para luchar armándose con la misma actitud que tuvo él. Pues quien sufre físicamente da a entender que ha abandonado el pecado. 2Eso significa que está dispuesto a vivir el resto de su vida según la voluntad de Dios y no según los deseos humanos. 3Ustedes ya han vivido suficiente tiempo como personas que no creen en Dios. Cometían pecados sexuales y hacían todo el mal que querían. Se emborrachaban, andaban en orgías, en parrandas y adoraban ídolos abominables. 4Por eso, a los que no creen, ahora les parece extraño que ustedes ya no se unan a ellos en su vida perdida y desenfrenada, y por eso hablan mal de ustedes, 5pero ellos tendrán que rendir cuentas ante Dios por lo que han hecho. Él vendrá pronto a juzgar a todos, tanto los que estén vivos como a los que ya hayan muerto. 6Por esta razón, se les anunció la buena noticia de salvación a los que se dan por muertos.#4:6 se dan por muertos o muertos. Se refiere a los mártires cristianos que fueron perseguidos hasta matarlos. Son aquellos que la gente condena a muerte físicamente, pero Dios tenía planeado que ellos escucharan la buena noticia para que pudieran tener nueva vida por el Espíritu.#4:6 para que […] el Espíritu o para que en el espíritu pudieran tener nueva vida.
Cuiden bien los dones de Dios
7El final de todo está cerca, así que manténganse sobrios y sepan controlarse. Eso los ayudará a orar. 8Y sobre todo, ámense profundamente, porque el amor es capaz de perdonar muchas ofensas. 9Reciban a todos en su casa sin quejarse. 10Cada uno de ustedes recibió un don espiritual que debe ser utilizado para servir a los demás. Así serán buenos administradores del generoso amor que Dios les ha dado en tantas formas. 11El que hable, que hable de acuerdo con las palabras de Dios; el que sirve, que sirva con el poder que Dios da. Que todo lo que hagan sea para alabar a Dios por medio de Jesucristo, a quien pertenecen el poder y la gloria para siempre. Así sea.
Compartir los sufrimientos de Cristo
12Estimados hermanos, no se sorprendan con la dolorosa prueba por la que están pasando como si fuera algo extraño. 13Más bien, alégrense de compartir los sufrimientos de Cristo para que estén llenos de alegría el día en que él aparezca en su gloria. 14Si otros los maldicen por causa de Cristo, ustedes son afortunados porque el glorioso Espíritu de Dios está sobre ustedes. 15Si son asesinos, ladrones o delincuentes, o si se meten en asuntos ajenos merecerán sufrir y pasar vergüenza. 16Pero si alguno de ustedes sufre por ser cristiano, no se avergüence, más bien, agradezca a Dios por llevar ese nombre. 17Porque ya es hora de que empiece el juicio que comenzará con la familia de Dios. Y si empieza primero con nosotros, ¿qué les pasará a los que rechazan la buena noticia de Dios?
18«Si resulta difícil que el justo se salve,
¿qué pasará con el que no teme a Dios y está lleno de pecado?»#Cita de Pr 11:31 (LXX)
19Así que, los que sufren por obedecer a Dios, que se pongan en manos de él, su Creador, y sigan haciendo el bien.
Loading reference in secondary version...