13
Déjense guiar por el amor
1Si yo puedo hablar varios idiomas humanos e incluso idiomas de ángeles, pero no tengo amor, soy como un metal que resuena o una campanilla que repica.
2Yo puedo tener el don de profetizar y conocer todos los secretos de Dios. También puedo tener todo el conocimiento y tener una fe que mueva montañas. Pero si no tengo amor, no soy nada.
3Puedo entregar todo lo que tengo para ayudar a los demás, hasta ofrecer mi cuerpo para que lo quemen.#13:3 hasta ofrecer […] lo quemen Según algunos manuscritos: y si entrego mi cuerpo para así estar orgulloso. Pero si no tengo amor, eso no me sirve de nada.
4El amor es paciente y bondadoso.
El amor no es envidioso.
No es presumido ni orgulloso.
5El amor no es descortés ni egoísta.
No se enoja fácilmente.
El amor no lleva cuenta de las ofensas.
6No se alegra de la injusticia, sino de la verdad.
7El amor acepta todo con paciencia.
Siempre confía.
Nunca pierde la esperanza.
Todo lo soporta.
8El amor no tiene fin. Algún día, el don de profetizar cesará. El don de hablar en lenguas se acabará. El de conocimiento se terminará. 9Ahora sólo en parte conocemos y profetizamos, 10pero cuando venga lo perfecto, todo lo que es en parte se acabará.
11Cuando era niño hablaba como niño, pensaba como niño y razonaba como niño. Pero ya de adulto, dejé de comportarme como niño. 12Sucede lo mismo con nosotros. Ahora vemos todo como el reflejo tenue de un espejo oscuro, pero cuando llegue lo perfecto, nos veremos con Dios cara a cara. Ahora mi conocimiento es parcial, pero luego mi conocimiento será completo. Conoceré a Dios tal como él me conoce a mí.
13Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero el más grande de todos es el amor.
Loading reference in secondary version...