1
PRÓLOGO: EL VERBO DE VIDA
(1.1-4)
1Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2—pues la vida fue manifestada y la hemos visto, y testificamos y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre y se nos manifestó—, 3lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. 4Estas cosas os escribimos para que vuestro gozo sea completo.
1. PRIMER DESARROLLO TEMÁTICO
(1.5—2.29)
Dios es luz
5Éste es el mensaje que hemos oído de él y os anunciamos: Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en él. 6Si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad. 7Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros y la sangre de Jesucristo, su Hijo, nos limpia de todo pecado.
8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. 10Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros.
Loading reference in secondary version...