9
1En cuanto a la ayuda para los santos, no es necesario que yo les escriba;
2pues conozco la buena predisposición de ustedes, de la cual he hablado con orgullo entre los de Macedonia, pues les he dicho que los de Acaya estaban preparados desde el año pasado, y el entusiasmo de ustedes ha estimulado a la mayoría.
3Pero he enviado a los hermanos, para que nuestro orgullo por ustedes no sea en vano, y para que ustedes estén preparados, como ya lo había dicho;
4no sea que, si algunos macedonios vienen conmigo y los encuentran desprevenidos, tengamos que avergonzarnos de la confianza que depositamos en ustedes, y ustedes mismos queden avergonzados.
5Por tanto, me pareció necesario rogar a los hermanos que vayan primero a visitarlos y preparen de antemano lo que ustedes ya habían prometido, para que lo tengan listo como un donativo generoso y no como una exigencia nuestra.
6Pero recuerden esto: El que poco siembra, poco cosecha; y el que mucho siembra, mucho cosecha.
7Cada uno debe dar según se lo haya propuesto en su corazón, y no debe dar con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama a quien da con alegría.
8Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre y en toda circunstancia tengan todo lo necesario, y abunde en ustedes toda buena obra;
9como está escrito:
«Repartió, dio a los pobres,
y su justicia permanece para siempre.»#Sal 112.9
10Y aquel que da semilla al que siembra, y pan al que come,#Is 55.10 proveerá los recursos de ustedes y los multiplicará, aumentándoles así sus frutos de justicia,
11para que sean ustedes enriquecidos en todo, para toda generosidad, que por medio de nosotros produce acción de gracias a Dios.
12Porque la contribución de este servicio suple no solamente lo que les falta a los santos, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios;
13pues al experimentar este servicio glorifican a Dios por la obediencia de ustedes al evangelio de Cristo, y por su generosa contribución para ellos y para todos.
14Además, ellos orarán por ustedes, pues los aman por la superabundante gracia de Dios en ustedes.
15¡Demos gracias a Dios por su don inefable!
Loading reference in secondary version...