1
1Ésta es la palabra del Señor, que vino a Sofonías hijo de Cusí, hijo de Guedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, durante el reinado de Josías hijo de Amón, rey de Judá:
Advertencia sobre la destrucción venidera
2«Arrasaré por completo
cuanto hay sobre la faz de la tierra
—afirma el Señor—.
3Arrasaré con hombres y animales,
con las aves del cielo,
con los peces del mar,
con ídolos e impíos por igual.#1.3 con ídolos e impíos por igual. Texto de difícil traducción.
»Exterminaré al hombre
de sobre la faz de la tierra
—afirma el Señor—.
Juicio contra Judá
4»Extenderé mi mano contra Judá
y contra todos los habitantes de Jerusalén.
Exterminaré de este lugar todo rastro de Baal,
y hasta el nombre de sus sacerdotes;#1.4 de sus sacerdotes (LXX); de los sacerdotes paganos con los sacerdotes (TM).
5a los que en las azoteas se postran en adoración
ante las estrellas del cielo,
a los que, postrados en adoración,
juran lealtad al Señor,
y al mismo tiempo a Moloc,#1.5 Moloc. Lit. Malcán; es decir, Milcón.
6a los que se apartan del Señor,
y no lo buscan ni lo consultan.
7¡Silencio ante el Señor omnipotente,
porque cercano está el día del Señor;
ha preparado el Señor un sacrificio
y ha purificado a sus invitados!
8En el día del sacrificio del Señor
castigaré a los funcionarios y oficiales del rey,
y a cuantos se visten según modas extrañas.
9En aquel día castigaré
a cuantos evitan pisar el umbral,#1.9 evitan pisar el umbral. Alusión a una práctica supersticiosa; véase 1S 5.5.
a los que llenan de violencia y engaño
la casa de sus dioses.#1.9 la casa de sus dioses. Alt. el palacio de su señor.
10»Aquel día se oirán gritos de auxilio,
desde la puerta del Pescado,
gemidos desde el Barrio Nuevo,
y gran quebranto desde las colinas
—afirma el Señor—.
11»¡Giman, habitantes del Barrio del Mercado!#1.11 Mercado. Alt. Mortero.
Aniquilados serán todos sus mercaderes,
exterminados cuantos comercian con plata.
12En aquel tiempo registraré Jerusalén con lámparas
para castigar a los que reposan tranquilos
como vino en su sedimento,
a los que piensan: “El Señor no va a hacer nada,
ni para bien ni para mal.”
13En botín se convertirán sus riquezas,
sus casas en desolación:
“Edificarán casas,
pero no las habitarán;
plantarán viñas,
pero del vino no beberán.”
El gran día del Señor
14»Ya se acerca el gran día del Señor;
a toda prisa se acerca.
El estruendo del día del Señor será amargo,
y aun el más valiente gritará.
15Día de ira será aquel día,
día de acoso y angustia,
día de devastación y ruina,
día de tinieblas y penumbra,
día de niebla y densos nubarrones,
16día de trompeta y grito de batalla
contra las ciudades fortificadas,
contra los altos bastiones.
17De tal manera acosaré a los hombres,
que andarán como ciegos,
porque pecaron contra el Señor.
Su sangre será derramada como polvo
y sus entrañas como estiércol.
18No los podrán librar
ni su plata ni su oro
en el día de la ira del Señor.
En el fuego de su celo
será toda la tierra consumida;
en un instante reducirá a la nada
a todos los habitantes de la tierra.»
Loading reference in secondary version...

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI®
Copyright © 1999 by Biblica, Inc.®
Used by permission.  All rights reserved worldwide.