15
1La respuesta apacible desvía el enojo,
pero las palabras ásperas encienden los ánimos.
2La lengua de los sabios hace que el conocimiento sea atractivo,
pero la boca de un necio escupe tonterías.
3Los ojos del Señor están en todo lugar,
vigilando tanto a los malos como a los buenos.
4Las palabras suaves son un árbol de vida;
la lengua engañosa destruye el espíritu.
5Solo un necio desprecia la disciplina de sus padres;#15:5  En hebreo de su padre.
el que aprende de la corrección es sabio.
6En la casa del justo hay tesoros,
pero las ganancias del perverso le acarrean dificultades.
7Los labios del sabio dan buenos consejos;
el corazón del necio no tiene nada para ofrecer.
8El Señor detesta el sacrificio de los perversos,
pero se deleita con las oraciones de los íntegros.
9El Señor detesta el camino de los perversos,
pero ama a quienes siguen la justicia.
10El que abandona el buen camino será severamente disciplinado;
el que odia la corrección morirá.
11Ni la Muerte ni la Destrucción#15:11  En hebreo el Seol y el Abadón. ocultan secretos al Señor,
¡mucho menos el corazón humano!
12Los burlones odian ser corregidos,
por eso se alejan de los sabios.
13El corazón contento alegra el rostro;
el corazón quebrantado destruye el espíritu.
14El sabio tiene hambre de conocimiento,
mientras que el necio se alimenta de basura.
15Para el abatido, cada día acarrea dificultades;
para el de corazón feliz, la vida es un banquete continuo.
16Más vale tener poco, con el temor del Señor,
que tener grandes tesoros y vivir llenos de angustia.
17Un plato de verduras con alguien que amas
es mejor que carne asada con alguien que odias.
18El que pierde los estribos con facilidad provoca peleas;
el que se mantiene sereno, las detiene.
19El camino de los perezosos está obstruido por espinas,
pero la senda de los íntegros es una carretera despejada.
20Los hijos sensatos traen alegría a su padre;
los hijos necios desprecian a su madre.
21La necedad alegra a los que les falta juicio;
la persona sensata permanece en el buen camino.
22Los planes fracasan por falta de consejo;
muchos consejeros traen éxito.
23A todo el mundo le gusta una respuesta apropiada;
¡es hermoso decir lo correcto en el momento oportuno!
24Para los sabios, el camino de la vida avanza hacia arriba;
ellos dejan la tumba#15:24  En hebreo el Seol. atrás.
25El Señor derriba la casa de los orgullosos,
pero protege la propiedad de las viudas.
26El Señor detesta los planes perversos,
pero se deleita en las palabras puras.
27El avaro causa mucho dolor a toda la familia,
pero los que odian el soborno vivirán.
28El corazón del justo piensa bien antes de hablar;
la boca de los perversos rebosa de palabras malvadas.
29El Señor está lejos de los perversos,
pero oye las oraciones de los justos.
30Una mirada alegre trae gozo al corazón;
las buenas noticias contribuyen a la buena salud.
31Si escuchas la crítica constructiva,
te sentirás en casa entre los sabios.
32Si rechazas la disciplina, sólo te harás daño a ti mismo,
pero si escuchas la corrección, crecerás en entendimiento.
33El temor del Señor enseña sabiduría;
la humildad precede a la honra.
Loading reference in secondary version...
Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.