25
Parábola de las diez damas de honor
1»Entonces, el reino del cielo será como diez damas de honor#25:1  O vírgenes; también en el 25:7, 11. que tomaron sus lámparas y salieron para encontrarse con el novio. 2Cinco de ellas eran necias y cinco sabias. 3Las cinco que eran necias no llevaron suficiente aceite de oliva para sus lámparas, 4pero las otras cinco fueron tan sabias que llevaron aceite extra. 5Como el novio se demoró, a todas les dio sueño y se durmieron.
6»A la medianoche, se despertaron ante el grito de: “¡Miren, ya viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!”.
7»Todas las damas de honor se levantaron y prepararon sus lámparas. 8Entonces las cinco necias les pidieron a las otras: “Por favor, dennos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se están apagando”.
9»Sin embargo, las sabias contestaron: “No tenemos suficiente para todas. Vayan a una tienda y compren un poco para ustedes”.
10»Pero durante el lapso en que se fueron a comprar aceite, llegó el novio. Entonces las que estaban listas entraron con él a la fiesta de bodas y se cerró la puerta con llave. 11Más tarde, cuando regresaron las otras cinco damas de honor, se quedaron afuera, y llamaron: “¡Señor, Señor! ¡Ábrenos la puerta!”.
12»Él les respondió: “Créanme, ¡no las conozco!”.
13»¡Así que ustedes también deben estar alerta! Porque no saben el día ni la hora de mi regreso.
Parábola de los tres siervos
14»También el reino del cielo puede ilustrarse mediante la historia de un hombre que tenía que emprender un largo viaje. Reunió a sus siervos y les confió su dinero mientras estuviera ausente. 15Lo dividió en proporción a las capacidades de cada uno. Al primero le dio cinco bolsas de plata;#25:15  En griego cinco talentos; lo mismo se repite en toda la historia. Un talento equivale a 34 kilos o 75 libras. al segundo, dos bolsas de plata; al último, una bolsa de plata. Luego se fue de viaje.
16»El siervo que recibió las cinco bolsas de plata comenzó a invertir el dinero y ganó cinco más. 17El que tenía las dos bolsas de plata también salió a trabajar y ganó dos más. 18Pero el siervo que recibió una sola bolsa de plata cavó un hoyo en la tierra y allí escondió el dinero de su amo.
19»Después de mucho tiempo, el amo regresó de su viaje y los llamó para que rindieran cuentas de cómo habían usado su dinero. 20El siervo al cual le había confiado las cinco bolsas de plata se presentó con cinco más y dijo: “Amo, usted me dio cinco bolsas de plata para invertir, y he ganado cinco más”.
21»El amo lo llenó de elogios. “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”#25:21  En griego Entra en el gozo de tu amo [o tu Señor]; también en 25:23..
22»Se presentó el siervo que había recibido las dos bolsas de plata y dijo: “Amo, usted me dio dos bolsas de plata para invertir, y he ganado dos más”.
23»El amo dijo: “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”.
24»Por último se presentó el siervo que tenía una sola bolsa de plata y dijo: “Amo, yo sabía que usted era un hombre severo, que cosecha lo que no sembró y recoge las cosechas que no cultivó. 25Tenía miedo de perder su dinero, así que lo escondí en la tierra. Mire, aquí está su dinero de vuelta”.
26»Pero el amo le respondió: “¡Siervo perverso y perezoso! Si sabías que cosechaba lo que no sembré y recogía lo que no cultivé, 27¿por qué no depositaste mi dinero en el banco? Al menos hubiera podido obtener algún interés de él”.
28»Entonces ordenó: “Quítenle el dinero a este siervo y dénselo al que tiene las diez bolsas de plata. 29A los que usan bien lo que se les da, se les dará aún más y tendrán en abundancia; pero a los que no hacen nada se les quitará aun lo poco que tienen. 30Ahora bien, arrojen a este siervo inútil a la oscuridad de afuera, donde habrá llanto y rechinar de dientes”.
El juicio final
31»Cuando el Hijo del Hombre#25:31  «Hijo del Hombre» es un título que Jesús empleaba para referirse a sí mismo. venga en su gloria acompañado por todos los ángeles, entonces se sentará sobre su trono glorioso. 32Todas las naciones#25:32  O Todos los grupos étnicos. se reunirán en su presencia, y él separará a la gente como un pastor separa a las ovejas de las cabras. 33Pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.
34»Entonces el Rey dirá a los que estén a su derecha: “Vengan, ustedes, que son benditos de mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. 35Pues tuve hambre, y me alimentaron. Tuve sed, y me dieron de beber. Fui extranjero, y me invitaron a su hogar. 36Estuve desnudo, y me dieron ropa. Estuve enfermo, y me cuidaron. Estuve en prisión, y me visitaron”.
37»Entonces esas personas justas responderán: “Señor, ¿en qué momento te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos algo de beber, o 38te vimos como extranjero y te brindamos hospitalidad, o te vimos desnudo y te dimos ropa, 39o te vimos enfermo o en prisión, y te visitamos?”.
40»Y el Rey dirá: “Les digo la verdad, cuando hicieron alguna de estas cosas al más insignificante de estos, mis hermanos, ¡me lo hicieron a mí!”.
41»Luego el Rey se dirigirá a los de la izquierda y dirá: “¡Fuera de aquí, ustedes, los malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus demonios!#25:41  En griego sus ángeles. 42Pues tuve hambre, y no me alimentaron. Tuve sed, y no me dieron de beber. 43Fui extranjero, y no me invitaron a su hogar. Estuve desnudo, y no me dieron ropa. Estuve enfermo y en prisión, y no me visitaron”.
44»Entonces ellos responderán: “Señor, ¿en qué momento te vimos con hambre o con sed o como extranjero o desnudo o enfermo o en prisión y no te ayudamos?”.
45»Y él responderá: “Les digo la verdad, cuando se negaron a ayudar al más insignificante de estos, mis hermanos, se negaron a ayudarme a mí”.
46»Y ellos irán al castigo eterno, pero los justos entrarán en la vida eterna.
Loading reference in secondary version...
Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.