2
Visitantes del oriente
1Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes. Por ese tiempo, algunos sabios#2:1  O astrólogos reales; en griego dice magos; también en 2:7, 16. de países del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: 2«¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Vimos su estrella mientras salía#2:2  O estrella en el oriente. y hemos venido a adorarlo».
3Cuando el rey Herodes oyó eso, se perturbó profundamente igual que todos en Jerusalén. 4Mandó llamar a los principales sacerdotes y maestros de la ley religiosa y les preguntó:
—¿Dónde se supone que nacerá el Mesías?
5—En Belén de Judea —le dijeron— porque eso es lo que escribió el profeta:
6“Y tú, Belén, en la tierra de Judá,
no eres la menor entre las ciudades reinantes#2:6a  En griego los gobernantes. de Judá,
porque de ti saldrá un gobernante
que será el pastor de mi pueblo Israel”#2:6b  Mi 5:2; 2 Sm 5:2..
7Luego Herodes convocó a los sabios a una reunión privada y, por medio de ellos, se enteró del momento en el que había aparecido la estrella por primera vez. 8Entonces les dijo: «Vayan a Belén y busquen al niño con esmero. Cuando lo encuentren, vuelvan y díganme dónde está para que yo también vaya y lo adore».
9Después de esa reunión, los sabios siguieron su camino, y la estrella que habían visto en el oriente los guió hasta Belén. Iba delante de ellos y se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. 10Cuando vieron la estrella, ¡se llenaron de alegría! 11Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra.
12Cuando llegó el momento de irse, volvieron a su tierra por otro camino, ya que Dios les advirtió en un sueño que no regresaran a Herodes.
Huida a Egipto
13Después de que los sabios se fueron, un ángel del Señor se le apareció a José en un sueño. «¡Levántate! Huye a Egipto con el niño y su madre —dijo el ángel—. Quédate allí hasta que yo te diga que regreses, porque Herodes buscará al niño para matarlo».
14Esa noche José salió para Egipto con el niño y con María, su madre, 15y se quedaron allí hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que el Señor había dicho por medio del profeta: «De Egipto llamé a mi Hijo»#2:15  Os 11:1..
16Cuando Herodes se dio cuenta de que los sabios se habían burlado de él, se puso furioso. Entonces, basado en lo que dijeron los sabios sobre la primera aparición de la estrella, Herodes envió soldados para matar a todos los niños que vivieran en Belén y en sus alrededores y que tuvieran dos años o menos. 17Esta acción brutal cumplió lo que Dios había anunciado por medio del profeta Jeremías:
18«En Ramá se oyó una voz,
llanto y gran lamento.
Raquel llora por sus hijos,
se niega a que la consuelen,
porque están muertos»#2:18  Jr 31:15..
Regreso a Nazaret
19Cuando Herodes murió, un ángel del Señor se le apareció en un sueño a José en Egipto. 20«¡Levántate! —dijo el ángel—. Lleva al niño y a su madre de regreso a la tierra de Israel, porque ya murieron los que trataban de matar al niño».
21Entonces José se levantó y regresó a la tierra de Israel con Jesús y su madre; 22pero cuando se enteró de que el nuevo gobernante de Judea era Arquelao, hijo de Herodes, tuvo miedo de ir allí. Entonces, luego de ser advertido en un sueño, se fue a la región de Galilea. 23Después la familia fue a vivir a una ciudad llamada Nazaret y así se cumplió lo que los profetas habían dicho: «Lo llamarán nazareno».
Loading reference in secondary version...
Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.