40
El tabernáculo queda terminado
1Luego el Señor le dijo a Moisés: 2«Levanta el tabernáculo#40:2a  En hebreo el tabernáculo, la carpa de reunión; también en 40:6, 29. el primer día del nuevo año.#40:2b  En hebreo el primer día del primer mes. En el antiguo calendario lunar hebreo, este día caía en marzo o en abril. 3Coloca adentro el arca del pacto#40:3  O arca del testimonio; también en 40:5, 21. y cuelga la cortina interior para encerrar el arca dentro del Lugar Santísimo. 4Luego manda traer la mesa y acomoda los utensilios sobre ella. Además manda traer el candelabro e instala las lámparas.
5»Ubica el altar de oro para el incienso frente al arca del pacto. Después cuelga la cortina en la entrada del tabernáculo. 6Coloca el altar de las ofrendas quemadas delante de la entrada del tabernáculo. 7Pon el lavamanos entre el tabernáculo#40:7  En hebreo la carpa de reunión; también en 40:12, 22, 24, 26, 30, 32, 34, 35. y el altar, y llénalo de agua. 8Luego arma el atrio alrededor de la carpa y cuelga la cortina de la entrada al atrio.
9»Toma el aceite de la unción y unge el tabernáculo junto con todo el mobiliario, a fin de consagrarlos y para que queden santos. 10Unge el altar de las ofrendas quemadas y sus utensilios, a fin de consagrarlos. Entonces el altar será completamente santo. 11Luego unge el lavamanos y su base, a fin de consagrarlos.
12»Lleva a Aarón y a sus hijos a la entrada del tabernáculo y lávalos con agua. 13Ponle a Aarón las vestiduras sagradas y úngelo, así quedará consagrado para servirme como sacerdote. 14Luego haz que se acerquen sus hijos y vístelos con sus túnicas. 15Úngelos como ungiste a su padre, para que ellos también me sirvan como sacerdotes. Al ungirlos, los descendientes de Aarón quedan apartados para el sacerdocio por siempre, de generación en generación».
16Moisés hizo todo lo que el Señor le había ordenado. 17Así que el tabernáculo fue armado el primer día del primer mes del segundo año. 18Moisés levantó el tabernáculo: primero situó las bases, encajó los soportes, fijó los travesaños y colocó los postes. 19Luego extendió las cubiertas sobre el armazón del tabernáculo y puso las capas protectoras encima, tal como el Señor le había ordenado.
20Entonces tomó las tablas de piedra grabadas con las condiciones del pacto y las puso#40:20  En hebreo puso el testimonio; ver nota en 25:16. dentro del arca. Después sujetó al arca las varas para transportarla y a la tapa del arca —el lugar de la expiación— la colocó encima. 21Luego llevó el arca del pacto dentro del tabernáculo y colgó la cortina interior para protegerla de la vista, tal como el Señor le había ordenado.
22Después Moisés ubicó la mesa en el tabernáculo, en el lado norte del Lugar Santo, justo fuera de la cortina interior; 23y acomodó sobre la mesa el pan de la Presencia delante del Señor, tal como el Señor le había ordenado.
24Luego puso el candelabro en el tabernáculo, en dirección opuesta a la mesa, en el lado sur del Lugar Santo. 25Entonces encendió las lámparas en la presencia del Señor, tal como el Señor le había ordenado. 26También puso en el tabernáculo el altar de oro para el incienso, en el Lugar Santo, delante de la cortina interior; 27y quemó el incienso aromático sobre el altar, tal como el Señor le había ordenado.
28Después colgó la cortina a la entrada del tabernáculo, 29y ubicó el altar de las ofrendas quemadas cerca de la entrada del santuario. Entonces presentó una ofrenda quemada y una ofrenda de grano sobre el altar, tal como el Señor le había ordenado.
30Luego Moisés instaló el lavamanos entre el tabernáculo y el altar, y lo llenó de agua para que los sacerdotes pudieran lavarse. 31Moisés, Aarón y los hijos de Aarón sacaban agua del lavamanos para lavarse las manos y los pies. 32Se lavaban cada vez que se acercaban al altar o entraban al tabernáculo, tal como el Señor le había ordenado a Moisés.
33Después Moisés colgó las cortinas que daban forma al atrio que rodea el tabernáculo y el altar. Por último levantó la cortina en la entrada del atrio. Así por fin terminó Moisés el trabajo.
La gloria del Señor llena el tabernáculo
34Entonces la nube cubrió el tabernáculo, y la gloria del Señor llenó el tabernáculo. 35Moisés no podía entrar en el tabernáculo, porque la nube se había posado allí, y la gloria del Señor llenaba el tabernáculo.
36Cada vez que la nube se levantaba del tabernáculo, el pueblo de Israel se ponía en marcha y la seguía. 37Pero si la nube no se levantaba, ellos permanecían donde estaban hasta que la nube se elevaba. 38Durante el día, la nube del Señor quedaba en el aire sobre el tabernáculo y, durante la noche, resplandecía fuego dentro de ella, de modo que toda la familia de Israel podía ver la nube. Eso mismo ocurrió durante todos sus viajes.
Loading reference in secondary version...
Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.