2 Samuel 6 NTV [abbreviation] brought to you by [publisher] Learn more

Devotional

Versions

Cancel
 
6
Traslado del arca a Jerusalén
1Entonces David volvió a reunir a las tropas más selectas de Israel, un total de treinta mil. 2Y las llevó a Baala de Judá#6:2a  Baala de Judá, otro nombre para Quiriat-jearim; comparar 1 Cr 13:6. para traer de regreso el arca de Dios, que lleva el nombre del Señor de los Ejércitos Celestiales,#6:2b  O el arca de Dios, en la cual el Nombre es proclamado, el nombre del SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. quien está entronizado entre los querubines. 3Así que pusieron el arca de Dios en una carreta nueva y la retiraron de la casa de Abinadab, que estaba en una colina. Al salir de la casa, Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban la carreta 4que cargaba el arca de Dios. Ahío caminaba delante del arca. 5David y todo el pueblo de Israel celebraban ante el Señor, entonando canciones#6:5  Así aparece en los Rollos del mar Muerto y en la versión griega (ver también 1 Cr 13:8); el texto masorético dice ante el SEÑOR con toda clase de madera de ciprés. y tocando todo tipo de instrumentos musicales: liras, arpas, panderetas, castañuelas y címbalos.
6Cuando llegaron al campo de trillar de Nacón, los bueyes tropezaron, y Uza extendió la mano para sujetar el arca de Dios. 7Entonces se encendió el enojo del Señor contra Uza, y Dios lo hirió de muerte debido a lo que hizo.#6:7  Así aparece en los Rollos del mar Muerto; en el texto masorético dice a causa de su irreverencia. Así fue como Uza murió allí mismo junto al arca de Dios.
8Entonces David se enojó porque la ira de Dios se había desatado contra Uza y llamó a ese lugar Fares-uza (que significa «desatarse contra Uza»), nombre que conserva hasta el día de hoy.
9Ahora David tenía miedo del Señor y preguntó: «¿Cómo podré regresar el arca del Señor para que esté bajo mi cuidado?». 10Por lo tanto, David decidió no trasladar el arca de Dios a la Ciudad de David, sino que la llevó a la casa de Obed-edom, en Gat. 11El arca del Señor permaneció en la casa de Obed-edom por tres meses, y el Señor bendijo a Obed-edom y a los de su casa.
12Entonces le dijeron al rey David: «El Señor ha bendecido a los de la casa de Obed-edom y a todo lo que tiene a causa del arca de Dios». Luego David fue y llevó el arca de Dios de la casa de Obed-edom a la Ciudad de David con gran celebración. 13Cuando los hombres que llevaban el arca del Señor dieron apenas seis pasos, David sacrificó un toro y un ternero engordado. 14Y David danzó ante el Señor con todas sus fuerzas, vestido con una vestidura sacerdotal.#6:14  En hebreo un efod de lino. 15David y todo el pueblo trasladaron el arca del Señor entre gritos de alegría y toques de cuernos de carnero.
Mical desprecia a David
16Entonces, cuando el arca del Señor entraba a la Ciudad de David, Mical, hija de Saúl, se asomó por la ventana. Cuando vio que el rey David saltaba y danzaba ante el Señor, se llenó de desprecio hacia él.
17Así que trasladaron el arca y la colocaron en su lugar dentro de la carpa especial que David le había preparado. David sacrificó al Señor ofrendas quemadas y ofrendas de paz. 18Cuando terminó de ofrecer los sacrificios, David bendijo al pueblo en el nombre del Señor de los Ejércitos Celestiales. 19Después repartió a todos los israelitas que estaban allí reunidos, tanto hombres como mujeres, una hogaza de pan, un pastel de dátiles#6:19  O una porción de carne. El significado del hebreo es incierto. y un pastel de pasas de uva. Luego todos regresaron a su casa.
20Cuando David regresó a su hogar para bendecir a su propia familia, Mical, la hija de Saúl, salió a su encuentro y le dijo indignada:
—¡Qué distinguido se veía hoy el rey de Israel, exhibiéndose descaradamente delante de las sirvientas tal como lo haría cualquier persona vulgar!
21David le replicó a Mical:
—¡Estaba danzando delante del Señor, quien me eligió por encima de tu padre y de su familia! Él me designó como el líder de Israel, el pueblo del Señor, y de este modo celebro delante de él. 22¡Así es, y estoy dispuesto a quedar en ridículo e incluso a ser humillado ante mis propios ojos! Pero esas sirvientas que mencionaste, ¡de seguro seguirán pensando que soy distinguido!
23Y Mical, la hija de Saúl, nunca tuvo hijos en toda su vida.