Job 8
NBV
8
Primer discurso de Bildad
1Bildad de Súah responde a Job:
2«¿Hasta cuándo, oh Job, seguirás así, pronunciando palabras que son como viento tempestuoso? 3¿Acaso pervierte Dios la justicia? 4Si tus hijos pecaron contra él y él los castigó, 5y tú imploraste por ellos al Todopoderoso Dios, 6si fueras puro y bueno, él escucharía tu oración, te respondería y te bendeciría dándote un hogar feliz. 7Y habiendo comenzado con poco, al final tendrías mucho.
8»Analiza la historia y observa, 9porque apenas ayer nacimos y sabemos muy poco; nuestros días aquí en la tierra son efímeros comqo sombras. 10Pero la sabiduría del pasado te enseñará. La experiencia de otros te hablará, recordándote que 11-13quienes se olvidan de Dios carecen de esperanza. Son como papiros sin pantano donde crecer, o como hierba sin agua que la mantenga viva: de pronto comienza a marchitarse, aun antes que la corten. 14El hombre sin Dios se apoya en una telaraña; todo aquello en que confía caerá por tierra. 15Si en su hogar cree hallar seguridad, pronto se desengaña. 16Al amanecer tiene aspecto muy vigoroso y viril; como planta verde, sus ramas se extienden por el jardín. 17Hunde sus raíces en la corriente, entre las piedras. 18Pero desaparece, ¡y nadie lo echa de menos! 19¡Eso es todo cuanto puede esperar! Y otros vienen a ocupar su puesto.
20»¡Pero fíjate! Dios no rechaza al hombre bueno ni hace prosperar al malhechor. 21Aún llenará de risa tu boca y tus labios de gritos jubilosos. 22Quienes te odian serán vestidos de oprobio, y los impíos serán destruidos».

Nueva Biblia Viva

(The New Living Bible, Spanish)

Copyright © 2006, 2008 por Biblica, Inc.®

Usado con permiso. Reservados todos los derechos en todo el mundo.

Learn More About Nueva Biblia Viva