Parallel
12
Cuarto discurso de Job
1Respuesta de Job:
2«¡En verdad ustedes todo lo saben! ¡Muertos ustedes, morirá la sabiduría! 3Pues bien; yo también sé unas cuantas cosas; ustedes no son mejores que yo. ¿Y quién ignora lo que me han venido diciendo?
4»Yo, que imploraba ayuda de Dios y de Dios obtenía respuesta, me he convertido en hazmerreír de mis vecinos. Sí, yo, varón justo, soy ahora objeto de burla. 5Entre tanto, los ricos se mofan de los atribulados y están prontos a menospreciar a todos los menesterosos. 6Los ladrones prosperan. ¡Y los que provocan a Dios viven confiados y piensan que pueden controlarlo!
7-9»Pregunta a la bestia más estúpida: ella sabe que así es; pregunta a las aves: ellas te lo dirán; o que te enseñe la tierra, o los peces del mar.10Porque el alma de todo ser viviente y el hálito de toda la humanidad están en la mano de Dios. 11Así como mi boca puede saborear manjares, mi mente saborea la verdad cuando la oigo, 12y como tú lo dices, los viejos como yo son sabios; comprenden.
13»Pero la sabiduría y el poder verdaderos pertenecen a Dios. Sólo él sabe lo que debemos hacer; él entiende. 14¡Y cuán grande es su poder! Lo que él destruye no puede reedificarse. Cuando él acorrala a un hombre, no hay escapatoria. 15Retiene la lluvia, y la tierra se vuelve un desierto; envía las tormentas, y se inunda el suelo. 16Sí, suyas son la fortaleza y la sabiduría. Tanto los engañadores como los engañados son esclavos suyos.
17Pone en ridículo a los consejeros y a los jueces. 18Convierte a los reyes en esclavos y libera a sus siervos. 19Los sacerdotes son llevados como esclavos. Derriba a los poderosos. 20Quita la voz a los oradores y la visión a los jefes ancianos. 21Derrama desprecio sobre los príncipes y debilita a los poderosos. 22Inunda de luz las tinieblas y descubre las sombras más profundas. 23Exalta a una nación y luego la destruye. La engrandece, y luego la reduce a la nada. 24-25Quita el entendimiento a reyes y presidentes, y los deja errantes, perdidos y a tientas, sin luz que los guíe».