Parallel
25
Organización de los músicos
1 David y los oficiales del santuario apartaron a Asaf, Hemán y Jedutún para que se encargaran de la música. Éstos profetizaban acompañándose de arpas, liras y címbalos. La siguiente es la lista de todos los que fueron apartados para este servicio:
2 Bajo la dirección de Asaf, profeta privado del rey, estaban sus hijos Zacur, José, Netanías y Asarela.
3 Bajo Jedutún, que guiaba en la acción de gracias y alabanza al SEÑOR (mientras eran acompañados por el arpa), estaban sus seis hijos: Guedalías, Zeri, Isaías, Jasabías, Matatías y Simí.
4-5 Bajo la dirección de Hemán, profeta al servicio del rey, estaban sus hijos: Buquías, Matanías, Uziel, Sebuel, Jeremot, Jananías, Jananí, Eliatá, Guidalti, Romanti Ezer, Josbecasa, Malotí, Hotir y Mahaziot (Porque Dios lo había bendecido con catorce hijos y tres hijas, cumpliendo así su promesa de que haría de él un hombre muy poderoso). 6-7 El ministerio de la música a cargo de ellos incluía el tocar los címbalos, arpas y liras, todo bajo la dirección de su padre, mientras desempeñaban su ministerio en el santuario.
Asaf, Jedutún y Hernán rendían informe directamente al rey. Ellos y sus familiares estaban adiestrados para cantar alabanzas al SEÑOR. Eran doscientos ochenta y ocho en total, siendo cada uno de ellos maestro de música.
8 Los cantores eran nombrados para su turno particular de servicios mediante sorteo, sin considerar la edad o reputación.
9-31 El primer sorteo indicó a José, del clan de Asaf;
el segundo, a Guedalías junto con doce de sus hijos y hermanos;
el tercero, a Zacur, y doce de sus hijos y hermanos;
el cuarto, a Izri, y doce de sus hijos y hermanos;
el quinto, a Netanías, y doce de sus hijos y hermanos;
el sexto, a Buquías, y doce de sus hijos y hermanos;
el séptimo, a Jesarela, y doce de sus hijos y hermanos;
el octavo, a Isaías, y doce de sus hijos y hermanos;
el noveno, a Matanías, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimo, a Simí, y doce de sus hijos y hermanos;
el undécimo, a Azarel, y doce de sus hijos y hermanos;
el duodécimo, a Jasabías, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimotercero, a Subael, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimocuarto, a Matatías, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimoquinto, a Jeremot, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimosexto, a Jananías, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimoseptimo, a Josbecasa, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimoctavo, a Jananí, y doce de sus hijos y hermanos;
el décimonoveno, a Malotí, y doce de sus hijos y hermanos:
el vigésimo, a Eliatá, y doce de sus hijos y hermanos;
el vigésimoprimero, a Hotir, y doce de sus hijos y hermanos;
el vigésimosegundo, a Guidalti, y doce de sus hijos y hermanos;
el vigésimotercero, a Mahaziot, y doce de sus hijos y hermanos;
el vigésimocuarto, a Romanti Ezer, y doce de sus hijos y hermanos.