Salmos 150
DHH94I
150
SALMO 150
Alabanza universal a Dios#Salmo 150 El libro de Salmos concluye con este canto de alabanza al Señor. El imperativo ¡Alaben!, repetido diez veces, se dirige no solamente a la comunidad del Señor, congregada en el templo, sino también a los habitantes del cielo y a todos los seres vivientes (vv. 1,6).
1¡Aleluya!
¡Alaben a Dios en su santuario!
¡Alábenlo en su majestuosa bóveda celeste!
2¡Alábenlo por sus hechos poderosos!
¡Alábenlo por su grandeza infinita!
3¡Alábenlo con toques de trompeta!
¡Alábenlo con arpa y salterio!
4¡Alábenlo danzando al son de panderos!
¡Alábenlo con flautas e instrumentos de cuerda!
5¡Alábenlo con platillos sonoros!
¡Alábenlo con platillos vibrantes!#150.3-5 Estos instrumentos musicales solían acompañar los cantos en la liturgia del templo. Cf. 1 Cr 15.16; Sal 149.3.
6¡Que todo lo que respira alabe al Señor!
¡Aleluya!

Texto © Sociedades Bíblicas Unidas, 1994.

Learn More about the Biblia Dios Habla Hoy