Parallel
120
SALMO 120 (119)
Oración ante el peligro#Salmo 120 Aquí comienza una colección de quince salmos (120—134) cuyo título hebreo es Cántico de las subidas. Este título se debe a que estos salmos los cantaban los peregrinos que «subían» a Jerusalén, especialmente en las tres grandes fiestas (Ex 23.14-17).
1a (1a) Cántico de las subidas.#120.0(1a) Subidas: Téngase presente que Jerusalén está situada a más de 750 m. por encima del nivel del mar.
1 1 (1b) Cuando estoy angustiado, llamo al Señor,
y él me responde.#120.1(1b) 2 S 22.7; Sal 18.6(7); Jon 2.2(3).
2Señor, líbrame de los labios mentirosos
y de la lengua embustera.#120.2 Lengua embustera: Cf. Sal 12.2(3); 31.18(19); 52.2(4); 109.2-3.
3¿Qué más puedes recibir, lengua embustera?
4¡Flechas puntiagudas de guerrero!
¡Ardientes brasas de retama!#120.4 Brasas de retama: La retama es una planta muy apreciada como combustible, ya que produce brasas que dan un calor muy intenso y duradero.
5¡Pobre de mí, que vivo como extranjero en Mésec,#120.5 Mésec: región situada en el extremo norte del Asia Menor (Ez 38.2,15), en las cercanías del Mar Negro (cf. Gn 10.2). Véase Índice de mapas. Quedar: Véase Índice de mapas.
que he acampado entre las tiendas de Quedar!#120.5 Quedar: tribu nómada del desierto de Arabia (Gn 25.13). Estos dos nombres representan simbólicamente la crueldad de los enemigos del salmista.
6Demasiado he vivido entre los que odian la paz;
7¡cuando yo hablo de paz, ellos hablan de guerra!