Parallel
1
I. PRÓLOGO
(1.1-2)
1Éste es el mensaje que Amós, pastor de ovejas#1.1 Pastor de ovejas: heb. noqued, término que no se emplea para designar a un simple pastor, sino a un propietario y criador de rebaños. Amós, pues, gozaba de una buena posición económica antes de ser llamado a ejercer la misión profética. Cf. Am 7.14. del poblado de Tecoa,#1.1 Tecoa: población de Judá, a unos 9 km. al sur de Belén. Cf. 2 S 14.2; 2 Cr 11.6. recibió de parte de Dios acerca de Israel,#1.1 El nombre Israel se refiere aquí al conjunto de tribus israelitas que, después de la muerte de Salomón, se rebelaron contra Judá y formaron el reino del norte (véase 1 R 12.1-24 n.). Aunque Amós procedía de Judá, debió anunciar su mensaje en el reino de Israel. Cf. Am 7.12,15. dos años antes del terremoto,#1.1 Este terremoto se produjo hacia el año 750 a.C., en una fecha que es imposible determinar con exactitud. Debió haber producido la más viva impresión, ya que vuelve a mencionarse mucho tiempo más tarde (Zac 14.5). Véase Am 8.8 n. en tiempos de Ozías,#1.1 Ozías, llamado también Azarías (2 R 15.1-7), reinó sobre Judá entre los años 783 y 742 a.C. Cf. 2 Cr 26.1-23. rey de Judá, y de Jeroboam,#1.1 Jeroboam: Se trata de Jeroboam II, rey de Israel (786-746), en cuyo largo y brillante reinado Israel alcanzó la cima de su expansión territorial y de su prosperidad económica (cf. 2 R 14.23-29). Amós pondrá al descubierto el lado negativo de aquella época ostentosa: el lujo desmesurado y el excesivo afán de lucro (Am 6.1; 8.5), la falsa religiosidad (Am 5.21-23) y el absoluto desprecio por la justicia (Am 2.6-8; 4.1; 5.7; 8.4,6). hijo de Joás, rey de Israel.
2Cuando el Señor hace oír su voz de trueno#1.2 Este v. es una especie de prólogo, en el que se pone de relieve el irresistible poder de la palabra de Dios. Cuando el Señor habla, su palabra se realiza infaliblemente, y esta eficacia se manifiesta no sólo en la historia humana sino también en los elementos del mundo natural. Cf. Is 55.10-11; Jer 1.12; Ez 12.25.
desde el monte Sión,#1.2 Sión: Véase Sal 2.6 n. en Jerusalén,#Jer 25.30; Jl 3.16 (4.16).
las tierras de pastos se marchitan
y se reseca la cumbre del Carmelo.#1.2 El monte Carmelo era símbolo de fertilidad y belleza. Un Carmelo seco y desértico sugiere, por el contrario, la idea de la más extrema miseria y desolación. Véanse 1 R 18.19 n. e Índice de mapas.
II. ORÁCULOS CONTRA LAS NACIONES YCONTRA EL PUEBLO DE ISRAEL#1.3—2.16 La siguiente sección se distingue de otras colecciones de mensajes contra las naciones paganas (cf. Is 13—23; Jer 46—51; Ez 25—32; Sof 2.4-15) porque aquí la serie culmina con un oráculo contra el reino de Israel (Am 2.6-16). Amós, en efecto, denuncia en primer lugar los crímenes de las naciones vecinas y les anuncia el castigo correspondiente. Pero en seguida, dando a su discurso un giro improvisto, se dirige a los israelitas y les hace ver que ellos no son menos culpables que sus vecinos. Cf. Ro 2.17-24.
(1.3—2.16)
Juicios sobre las naciones vecinas
3Así dice el Señor:
«Los de Damasco#1.3 Damasco: principal ciudad de Siria y capital de un importante reino arameo, enemigo tradicional de Israel. En el año 732 a.C., los asirios conquistaron este reino y deportaron a sus habitantes. Cf. 2 R 16.9; Is 7.8; 8.4; 17.1-3; Jer 49.23-27; Zac 9.1. Véase Índice de mapas. han cometido tantas maldades#1.3 Los de Damasco... maldades: Lit. por las tres rebeldías de Damasco, y por las cuatro. Esta fórmula fija, que aparece al comienzo de cada serie de oráculos, quiere dar a entender que se ha colmado ya la medida del mal. Cf. Am 1.6,9,11,13; 2.1,4,6.
que no dejaré de castigarlos;
pues trillaron a los de Galaad#1.3 Galaad: región al sur de Damasco y al oriente del río Jordán, sujeta a frecuentes ataques por parte de los arameos (2 R 10.32-33). Véase Índice de mapas. con trillos de hierro.#1.3 Trillos de hierro: instrumentos de madera, provistos de dientes de hierro, que se utilizaban para trillar el grano. Aquí se trata de una metáfora para dar una idea de la brutalidad con que Damasco había tratado a sus enemigos. A los pueblos paganos, que desconocían la ley mosaica, Amós los acusa de atrocidades y delitos contra la humanidad: guerras de exterminio, deportaciones masivas, tráfico de esclavos y violación de pactos sellados solemnemente. Cf. Am 1.6,9,11,13; 2.1.
4Por eso pondré fuego#1.4 El fuego, unas veces en sentido literal y otras en sentido figurado, es para Amós una manifestación de la ira del Señor. Cf. Am 1.4,7,10,12; 2.2,5; 5.6; 7.4. a la casa real de Hazael,
y ese fuego destruirá los palacios de Ben-hadad.#1.4 Ben-hadad:: 2 R 13.3.
5Abriré a la fuerza las puertas de Damasco;
destruiré al que reina en Bicat-avén
y al que gobierna en Bet-edén,#1.5 Bicat-avén, en hebreo, significa valle de maldad y Bet-edén, casa de placer. Se trata probablemente de dos nombres simbólicos de Damasco, destinados a resaltar la culpabilidad de los que habitaban en aquel lugar.
y los sirios serán llevados cautivos a Quir.»#1.5 Quir: Véase 9.7 nota  m.
Lo dice el Señor.
6Así dice el Señor:
«Los de Gaza han cometido tantas maldades
que no dejaré de castigarlos;
pues se llevaron cautivo a todo un pueblo
y lo vendieron en Edom como esclavo.#1.6 Cf. 2 Cr 21.16-17; Jl 3.4-8(4.4-8).
7Por eso pondré fuego a los muros de Gaza,
y ese fuego destruirá sus palacios.
8Destruiré al que reina en Asdod
y al que gobierna en Ascalón.
¡Con todo mi poder me lanzaré contra Ecrón,#1.6-8 Gaza, Asdod, Ascalón y Ecrón eran ciudades que formaban parte de la así llamada «Pentápolis filistea». Véanse Jos 11.22 nota  n; 13.3 nota  c.
y hasta el último filisteo#Is 14.29-31; Jer 47; Ez 25.15-17; Jl 3.4-8 (4.4-8); Sof 2.4-7; Zac 9.5-7. morirá!»
Lo dice el Señor.
9Así dice el Señor:
«Los de Tiro#1.9 Tiro: Véanse 1 R 5.1(15) n. e Índice de mapas. han cometido tantas maldades
que no dejaré de castigarlos;
pues entregaron cautivo al poder de Edom
a todo un pueblo con el que tenían una alianza de hermanos.#1.9 Pacto de hermanos: es decir, un tratado que unía a Tiro con Israel (cf. 1 R 5.12[26]) o con otra nación vecina.
10Por eso pondré fuego a los muros de Tiro,
y ese fuego destruirá sus palacios.»
11Así dice el Señor:
«Los de Edom#1.11 Edom: nación al sur del Mar Muerto, en las montañas de Seír. Véase Jer 49.7 nota  j e Índice de mapas. han cometido tantas maldades
que no dejaré de castigarlos;
pues, espada en mano y sin compasión,
persiguieron a sus hermanos israelitas.
Dieron rienda suelta a su enojo,
y su odio fue implacable.
12Por eso pondré fuego a Temán,
y ese fuego destruirá los palacios de Bosrá.»#1.12 Temán y Bosrá eran ciudades en las que residían los jefes de Edom. Véanse Jer 49.7 nota  k; 49.13 n.,#Is 34.5-17; 63.1-6; Jer 49.7-22; Ez 25.12-14; 35.1-15; Abd 1-14; Mal 1.2-5.
13Así dice el Señor:
«Los de Amón#1.13-15 Amón: reino al oriente del Jordán, en la frontera con Galaad. Véanse Jer 49.1 nota  a e Índice de mapas. Cf. también Jer 49.1-6; Ez 21.28-32; 25.1-7; Sof 2.8-11. han cometido tantas maldades
que no dejaré de castigarlos;
pues, en su afán de agrandar su territorio,
abrieron en canal a las mujeres embarazadas#1.13 Abrieron... embarazadas: El hecho de dar muerte a los que todavía no son capaces de vivir fuera del seno materno ponía de manifiesto el más absoluto desprecio por la vida humana. Podría pensarse, asimismo, que Amós no condena solamente un acto de crueldad sino también un intento de genocidio: al impedir los nuevos nacimientos se pretendía extirpar de raíz al pueblo vencido. de la región de Galaad.
14Por eso pondré fuego a los muros de Rabá,#1.14 Rabá: capital del reino de Amón, llamada también Rabat-Amón. Véase Jer 49.2 n.
y ese fuego destruirá sus palacios
entre clamores de batalla
y estruendo de día tempestuoso.
15Y su rey marchará al destierro,
junto con todos sus hombres importantes.»
Lo dice el Señor.