JUAN 21
BLPH
21
Conclusión (21,1-25)
Aparición junto al lago
1Poco después, se apareció Jesús de nuevo a sus discípulos junto al lago de Tiberíades. El hecho ocurrió así: 2estaban juntos Simón Pedro, Tomás «el Mellizo», Natanael el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos. 3Pedro les dijo:
—Me voy a pescar.
Los otros le contestaron:
—Vamos también nosotros contigo.
Salieron, pues, y subieron a la barca; pero aquella noche no lograron pescar nada. 4Ya amanecía cuando se presentó Jesús a la orilla del lago, aunque los discípulos no lo reconocieron.#20,14; Lc 24,16. 5Jesús les dijo:
—Muchachos, ¿han pescado algo?
Ellos contestaron:
—No.
6Él les dijo:
—Echen la red al lado derecho de la barca y encontrarán pescado.
Así lo hicieron, y la red se llenó de tal cantidad de peces, que apenas podían moverla.#Lc 5,4-10. 7El discípulo a quien Jesús tanto quería dijo entonces a Pedro:
—¡Es el Señor!
Al oír Simón Pedro que era el Señor, se puso la túnica (pues estaba solo con la ropa de pescar) y se lanzó al agua. 8Los otros discípulos, como la distancia que los separaba de tierra era solo de unos cien metros, llegaron a la orilla en la barca, arrastrando la red llena de peces. 9Cuando llegaron a tierra, vieron un buen rescoldo de brasas, con un pescado sobre ellas, y pan. 10Jesús les dijo:
—Traigan algunos de los peces que acaban de pescar.
11Simón Pedro subió a la barca y sacó a tierra la red llena de peces; en total eran ciento cincuenta y tres peces grandes. Y, a pesar de ser tantos, no se rompió la red. 12Jesús les dijo:
—Acérquense y coman.
A ninguno de los discípulos se le ocurrió preguntar: «¿Quién eres tú?», porque sabían muy bien que era el Señor. 13Jesús, por su parte, se acercó, tomó el pan y se lo repartió; y lo mismo hizo con los peces.#6,11; Mt 14,19; 15,36; Mc 6,41; 8,6; Lc 9,16.
14Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a sus discípulos después de haber resucitado.#20,19.24.
Jesús y Pedro
15Terminada la comida, Jesús preguntó a Pedro:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?
Pedro le contestó:
—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.
Jesús le dijo:
—Apacienta mis corderos.#13,37-38; 18,17.25-27 (ver 10,1-16); Mt 26,33-34.69-75 y par.; Hch 20,28; 1 Pe 5,2.
16Jesús volvió a preguntarle:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas?
Pedro respondió:
—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.
Jesús le dijo:
—Cuida de mis ovejas.
17Por tercera vez le preguntó Jesús:
—Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?
Pedro se entristeció al oír que le preguntaba por tercera vez si lo quería, y contestó:
—Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero.
Entonces Jesús le dijo:
—Apacienta mis ovejas.#16,30.
18Y añadió:
—Te aseguro que cuando eras más joven, tú mismo te ajustabas la túnica con el cinturón e ibas adonde querías; pero cuando seas viejo, tendrás que extender los brazos y será otro quien te atará y te conducirá adonde no quieras ir.
19Jesús se expresó en estos términos para indicar la clase de muerte con la que Pedro daría gloria a Dios. Acto seguido dijo:
—Sígueme.#12,33; 18,32.
El discípulo amado
20Pedro se volvió y vio que detrás de ellos venía el discípulo a quien Jesús tanto quería, el mismo que en la cena se había recostado sobre el pecho de Jesús y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que va a traicionarte?».#13,23.25. 21Al verlo, Pedro preguntó a Jesús:
—Señor, y este, ¿qué suerte correrá?
22Jesús le contestó:
—Si yo quiero que él quede hasta que yo vuelva, ¿a ti qué? Tú sígueme.#(ver Mt 16,28).
23Estas palabras dieron pie para que entre los hermanos circulase el rumor de que este discípulo no iba a morir. Sin embargo, Jesús no dijo a Pedro que este discípulo no moriría; simplemente dijo: «Si yo quiero que él quede hasta que yo vuelva, ¿a ti qué?».
Conclusión
24Este discípulo es el mismo que da testimonio de todas estas cosas y las ha escrito. Y nosotros sabemos que dice la verdad.#19,35.
25Jesús hizo además otras muchas cosas; tantas que, si se intentara ponerlas por escrito una por una, pienso que ni en el mundo entero cabrían los libros que podrían escribirse.#20,30.

La Palabra (BLPH) versión hispanoamericana Copyright © Sociedad Bíblica de España, 2010 Utilizada con permiso

Learn More About La Palabra (versión hispanoamericana)