ÉXODO 1
BLPH

ÉXODO 1

1
I. La salida de Egipto (1,1–15,21)
Israel oprimido en Egipto. Nacimiento y juventud de Moisés (1–2)
Origen de Israel como pueblo
1Estos son los nombres de los israelitas que llegaron a Egipto con Jacob, cada uno con su familia: 2Rubén, Simeón, Leví, Judá, 3Isacar, Zabulón, Benjamín, 4Dan, Neftalí, Gad y Aser. 5Los descendientes de Jacob eran en total setenta personas,#1,5: setenta personas: La versión griega de los LXX, un manuscrito de Qumrán y Hch 7,14 indican que las personas eran setenta y cinco. incluyendo a José, que ya estaba en Egipto.
6José murió y también sus hermanos y toda aquella generación.#Gn 50,26. 7Como los israelitas eran fecundos, se multiplicaron sobremanera, se hicieron fuertes y llenaron el país.#Gn 47,27.
Padecimientos de los israelitas en Egipto
8Subió por entonces al trono de Egipto un nuevo rey, que no había conocido a José, 9y dijo a su pueblo:
—¡Dense cuenta de que los israelitas se están multiplicando y haciéndose más fuertes que nosotros! 10Actuemos sabiamente respecto a ellos, no sea que sigan multiplicándose y, en caso de guerra, se pongan del lado de nuestros enemigos, luchen contra nosotros y se marchen del país.
11Entonces les impusieron capataces que los sometían a trabajos muy duros. Y así fue cómo construyeron para el faraón las ciudades de almacenamiento de Pitón y Ramsés.#1 Re 9,19; 2 Cr 16,4; 32,28. 12Pero cuanto más los oprimían, más crecían y se extendían, hasta el punto que los egipcios empezaron a considerarlos un serio problema. 13Por eso, los egipcios sometieron a los israelitas a una cruel esclavitud. 14Les hicieron la vida insoportable con trabajos rudos: hacer barro, fabricar adobes, y toda clase de labores del campo. Todos estos trabajos se los impusieron con malos tratos.
15Además, el rey de Egipto habló con Fuá y Sifrá, comadronas de las hebreas, 16y les dijo:
—Cuando asistan a las hebreas en sus partos, presten atención al sexo del recién nacido; si es niño, mátenlo; si es niña, déjenla vivir.
17Pero las comadronas desatendieron, por respeto a Dios, la orden dada por el rey de Egipto, y dejaron vivir también a los niños. 18Entonces el rey de Egipto las mandó llamar y les preguntó:
—¿Por qué han actuado así? ¿Por qué han dejado con vida a los niños?
19Ellas le respondieron:
—Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; son como animales salvajes y dan a luz antes de que llegue la comadrona.
20Por eso Dios premió a las comadronas. El pueblo siguió creciendo y haciéndose cada vez más poderoso; 21en cuanto a las comadronas que habían sido fieles a Dios, fueron agraciadas con una familia numerosa. 22Entonces el faraón ordenó a todo su pueblo:
—Arrojen al río a todos los niños hebreos que nazcan; a las niñas déjenlas vivir.#Hch 7,19.

La Palabra (BLPH) versión hispanoamericana Copyright © Sociedad Bíblica de España, 2010 Utilizada con permiso


Learn More About La Palabra (versión hispanoamericana)

Encouraging and challenging you to seek intimacy with God every day.


YouVersion uses cookies to personalize your experience. By using our website, you accept our use of cookies as described in our Privacy Policy.