SABIDURÍA 14:12-21

SABIDURÍA 14:12-21 BHTI

La invención de los ídolos originó la infidelidad, con su descubrimiento se corrompió la existencia; ni existían al principio, ni existirán para siempre. Entraron en el mundo por la necedad humana y por eso está decretado su inminente final. Desconsolado por la muerte prematura de su hijo un padre encarga que le hagan una imagen de quien le ha sido repentinamente arrebatado; y el que ayer no era otra cosa que un cadáver, hoy lo venera como si fuera un dios encargando secretas ceremonias a los suyos. Más tarde, con el paso del tiempo, esta impía costumbre se consolida como ley. Del mismo modo, por orden de los soberanos, comienzan a recibir culto las estatuas, pues, como a causa de la distancia no se los podía honrar personalmente, se reproduce en figura a la persona lejana; de esta manera adulaban con entusiasmo al ausente como si estuviera presente. La propia ambición del artista hizo que se extendiera este culto, incluso entre aquellos que no lo conocían; y es que en su afán por complacer al soberano, mejoró con su arte la hermosura de la imagen. Así que la gente, seducida por la belleza de la obra, convirtió en objeto de adoración a quien antes consideraba un simple mortal. Lo cual derivó en trampa para los vivientes, porque los humanos, bien a causa de sus desventuras, bien forzados por un poder tiránico, otorgaron a piedras y a maderas el nombre incomunicable.
BHTI: La Biblia Hispanoamericana (Traducción Interconfesional, versión hispanoamericana)
Share