Parallel
42
Dependencias del Templo
1Después me sacó de allí y me condujo en dirección norte, al atrio exterior. Me llevó a un conjunto de habitaciones situadas frente al patio y frente al edificio, por el norte. 2Medía cincuenta metros de largo por la parte norte y tenía veinticinco metros de ancho 3y constituía una construcción de tres galerías superpuestas que se levantaba entre el atrio interior de diez metros y el enlosado que forma parte del atrio. 4Frente a las habitaciones había un corredor de cinco metros de ancho, que daba acceso al interior, y un muro de medio metro de espesor; sus puertas daban al norte. 5Las habitaciones superiores no tenían la anchura normal, pues las galerías de los pisos bajo e intermedio les robaban espacio. 6Ello se debía a que las habitaciones estaban construidas en tres alturas y, en vez de tener columnas como las demás que había en los atrios, se iban estrechando desde la base del edificio en relación con los pisos bajo e intermedio. 7El muro exterior discurría paralelo a las habitaciones; iba en dirección al atrio exterior y medía veinticinco metros de largo, 8pues esa era la longitud del conjunto de habitaciones que daban al atrio exterior, si bien las que miraban a la nave del Templo medían cincuenta metros. 9En la parte baja de estas habitaciones había una entrada por el lado oriental, que daba acceso desde el atrio exterior, 10en el arranque del muro del atrio.
En dirección sur, a lo largo del patio y del edificio, había otras habitaciones, 11y un corredor frente a ellas. Tenían el mismo aspecto que las habitaciones de la parte norte: idéntica longitud, anchura, salidas, adornos y puertas. 12Al final de un corredor, junto al muro de protección, había una entrada que daba acceso a ellas. 13A continuación me dijo:
— Las habitaciones del norte y del sur, que están junto al patio, son las habitaciones sagradas donde comen las ofrendas consagradas los sacerdotes que pueden acercarse al Señor. Allí han de poner también las ofrendas consagradas: ofrendas de cereales, ofrendas expiatorias y penitenciales, pues el lugar es sagrado. 14Una vez que los sacerdotes entran en el santuario, no pueden salir al atrio exterior sin antes quitarse las vestiduras litúrgicas, pues son sagradas. Tendrán que ponerse otra ropa antes de acercarse a un lugar público.
Medidas del atrio
15Cuando acabó de medir el interior del Templo, me sacó por el pórtico oriental y midió su perímetro. 16Utilizó la vara para medir el lado oriental, cuya longitud resultó ser de doscientos cincuenta metros. 17Después cambió de dirección y midió el lado norte: también doscientos cincuenta metros. 18A continuación se dirigió al lado sur, que medía asimismo doscientos cincuenta metros. 19Finalmente tomó las medidas del lado occidental: doscientos cincuenta metros. 20Lo midió por los cuatro lados: el muro que lo rodeaba tenía doscientos cincuenta metros de largo por otros tantos de ancho. Tenía como finalidad separar el espacio sagrado del espacio profano.