Tito 1
VBL
1
1Esta carta viene de parte de Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo. Fui enviado para edificar la fe del pueblo escogido de Dios y para compartir el conocimiento de la verdad que conduce a vidas dedicadas a Dios. 2Esto les da la esperanza de una vida eterna que Dios (quien no puede mentir) prometió desde edades atrás, 3pero que a su debido tiempo reveló por medio de su palabra, en el mensaje que se me encomendó predicar, siguiendo el mandato de Dios, nuestro Salvador. 4Esta carta va dirigida a Tito, mi verdadero hijo por medio de la fe en Dios que tenemos en común. Ten gracia y paz de Dios el Padre, y de Cristo Jesús, nuestro Salvador.
5La razón por la cual te dejé en Creta fue para que organizaras lo que era necesario y para designar ancianos en cada ciudad, como te dije. 6Un anciano debe tener una buena reputación, ser esposo de una mujer, y tener hijos creyentes y de los cuales no se diga que son rebeldes y desobedientes. 7Como líder de Dios, un anciano líder debe tener una buena reputación y no ser arrogante. No debe tener un mal carácter ni embriagarse; no debe ser violento ni tener avaricia por el dinero. 8Debe ser hospitalario, amar el bien y hacer lo recto. Debe vivir una vida dedicada a Dios, tener dominio propio, 9y consagrarse al mensaje fiel, tal como se le enseño. De esta manera podrá animar a otros por medio de la enseñanza correcta, y convencer a los que se oponen.
10Pues hay muchos rebeldes por ahí que predican engaños sin sentido, especialmente los del grupo de la circuncisión.#1.10 Refiriéndose a los creyentes judíos que enseñaban que la circuncisión era necesaria para la salvación. 11Toda su habladuría debe parar. Pues ellos causan inestabilidad en las familias, enseñando cosas que no son correctas, por interés de ganar dinero. 12Tal como ha dicho uno de su propio pueblo,#1.12 No necesariamente se refiere a alguien de la facción que estaba a favor de la circuncisión o de cualquier otro grupo disidente, sino alguien proveniente de Creta. un profeta: “Todos los cretenses son mentirosos, bestias del mal, perezosas y avaras.” 13¡Esto es muy cierto! Por ello, repréndelos con severidad para que puedan llegar a tener una fe sana en Dios, 14dejando de atender los mandamientos humanos y mitos judíos de aquellos que se desvían de la verdad. 15A los que tienen mentes puras, todo les parece puro; pero para los que son corruptos y se niegan a creer en Dios, nada es puro. Porque tanto sus mentes como sus conciencias están corrompidas. 16Ellos dicen conocer a Dios, pero con sus actos demuestran que es mentira. Son aborrecibles y desobedientes, y no sirven para hacer nada bueno.

copyright © 2018 Jonathan Gallagher y Shelly Barrios de Avila. Esta obra se encuentra bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NoDerivs Unported License. La traducción Free Bible Version está siendo distribuida para uso libre, con las únicas condiciones siguientes: a) debe ser identificada como Free BibleVersion, y b) el texto no debe ser cambiado.

Learn More about the El Nuevo Testamento, Versión Biblia Libre