Salmo 130:1-4

Salmo 130:1-4 NVI

A ti, SEÑOR, elevo mi clamor desde las profundidades del abismo. Escucha, Señor, mi voz. Estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. Si tú, SEÑOR, tomaras en cuenta los pecados, ¿quién, Señor, sería declarado inocente? Pero en ti se halla perdón, y por eso debes ser temido.
NVI: Nueva Versión Internacional - Español
Share