Salmos 37:16-28

Salmos 37:16-28 NTV

Es mejor ser justo y tener poco que ser malvado y rico. Pues la fuerza de los malvados será destrozada, pero el SEÑOR cuida a los justos. Día a día el SEÑOR cuida a los inocentes, y ellos recibirán una herencia que permanece para siempre. No serán avergonzados en tiempos difíciles; tendrán más que suficiente aun en tiempo de hambre. Pero los perversos morirán; los enemigos del SEÑOR son como las flores del campo, desaparecerán como el humo. Los perversos piden prestado y nunca pagan, pero los justos dan con generosidad. Los bendecidos por el SEÑOR poseerán la tierra, pero aquellos a quienes él maldice, morirán. El SEÑOR dirige los pasos de los justos; se deleita en cada detalle de su vida. Aunque tropiecen, nunca caerán, porque el SEÑOR los sostiene de la mano. Una vez fui joven, ahora soy anciano, sin embargo, nunca he visto abandonado al justo ni a sus hijos mendigando pan. Los justos siempre prestan con generosidad y sus hijos son una bendición. Aléjate del mal y haz el bien, y vivirás en la tierra para siempre. Pues el SEÑOR ama la justicia y nunca abandonará a los justos.
NTV: Nueva Traducción Viviente
Share