Salmos 140
NTV
140
Para el director del coro: salmo de David.
1Oh Señor, rescátame de los malvados;
protégeme de los que son violentos,
2de quienes traman el mal en el corazón
y causan problemas todo el día.
3Su lengua pica como una serpiente;
veneno de víbora gotea de sus labios.
Interludio
4Oh Señor, líbrame de la mano de los perversos;
protégeme de los violentos
porque traman un complot en mi contra.
5Los orgullosos tendieron una trampa para atraparme;
extendieron una red;
colocaron trampas a lo largo del camino.
Interludio
6Le dije al Señor: «¡Tú eres mi Dios!».
¡Escucha, oh Señor, mis súplicas por misericordia!
7Oh Señor Soberano, tú eres el poderoso que me rescató.
Tú me protegiste en el día de la batalla.
8Señor, no permitas que los malvados se salgan con la suya;
no dejes que prosperen sus maquinaciones malignas
porque se volverán orgullosos.
Interludio
9Que mis enemigos sean destruidos
por el mismo mal que han planeado contra mí.
10Que les caigan carbones encendidos sobre la cabeza;
que sean arrojados al fuego
o a pozos llenos de agua donde no haya escapatoria.
11No dejes que los mentirosos prosperen en nuestra tierra;
haz que les caigan grandes calamidades a los violentos.
12Pero a los que ellos persiguen, yo sé que el Señor los ayudará
y hará justicia a los pobres.
13Sin duda, los rectos alaban tu nombre;
los justos vivirán en tu presencia.

Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.

Learn More About Nueva Traducción Viviente