Parallel
14
1La mujer sabia edifica su hogar,
pero la necia con sus propias manos lo destruye.
2Los que siguen el buen camino temen al Señor;
los que van por mal camino lo desprecian.
3Las palabras arrogantes del necio se convierten en una vara que lo golpea,
pero las palabras de los sabios los protegen.
4Sin bueyes un establo se mantiene limpio,
pero se necesita un buey fuerte para una gran cosecha.
5El testigo honrado no miente;
el testigo falso respira mentiras.
6El burlón busca la sabiduría y nunca la encuentra;
pero para el entendido, el conocimiento es cosa fácil.
7No te acerques a los necios,
porque no encontrarás conocimiento en sus labios.
8Los prudentes saben a dónde van,
en cambio, los necios se engañan a sí mismos.
9Los necios se burlan de la culpa,
pero los justos la reconocen y buscan la reconciliación.
10Cada corazón conoce su propia amargura,
y nadie más puede compartir totalmente su alegría.
11La casa de los perversos será destruida,
pero la humilde morada de los justos prosperará.
12Delante de cada persona hay un camino que parece correcto,
pero termina en muerte.
13La risa puede ocultar un corazón afligido,
pero cuando la risa termina, el dolor permanece.
14Los descarriados reciben su merecido;
la gente buena recibe su recompensa.
15¡Solo los simplones creen todo lo que se les dice!
Los prudentes examinan cuidadosamente sus pasos.
16Los sabios son precavidos#14:16 En hebreo Los sabios temen. y evitan el peligro;
los necios, confiados en sí mismos, se precipitan con imprudencia.
17Los que se enojan fácilmente cometen locuras,
y los que maquinan maldad son odiados.
18Los simplones están vestidos de necedad,#14:18 O heredan necedad.
pero los prudentes son coronados de conocimiento.
19Los malvados se inclinarán ante los buenos;
los perversos harán reverencia a las puertas de los justos.
20A los pobres hasta sus vecinos los desprecian,
mientras que a los ricos les sobran «amigos».
21Denigrar al prójimo es pecado;
benditos los que ayudan a los pobres.
22Si te propones hacer el mal, te perderás;
si te propones hacer el bien recibirás amor inagotable y fidelidad.
23El trabajo trae ganancias,
¡pero el solo hablar lleva a la pobreza!
24La riqueza es una corona para los sabios;
el esfuerzo de los necios solo produce necedad.
25El testigo veraz salva vidas,
pero el testigo falso es un traidor.
26Los que temen al Señor están seguros;
él será un refugio para sus hijos.
27El temor del Señor es fuente que da vida,
ofrece un escape de las trampas de la muerte.
28Una población que crece es la gloria del rey;
un príncipe sin súbditos no tiene nada.
29Los que tienen entendimiento no pierden los estribos;
los que se enojan fácilmente demuestran gran necedad.
30La paz en el corazón da salud al cuerpo;
los celos son como cáncer en los huesos.
31Quienes oprimen a los pobres insultan a su Creador,
pero quienes los ayudan lo honran.
32Los perversos son aplastados por el desastre,
pero los justos tienen un refugio cuando mueren.
33La sabiduría es venerada en el corazón comprensivo;
la sabiduría no#14:33 Así aparece en la versión griega y en la siríaca; en hebreo no incluye el no. se encuentra entre los necios.
34La justicia engrandece a la nación,
pero el pecado es la deshonra de cualquier pueblo.
35El rey se alegra de los siervos sabios,
pero se enoja con aquellos que lo avergüenzan.