Parallel
10
Proverbios de Salomón
1Los proverbios de Salomón:
Un hijo sabio trae alegría a su padre;
un hijo necio trae dolor a su madre.
2Las riquezas mal habidas no tienen ningún valor duradero;
pero vivir debidamente puede salvar tu vida.
3El Señor no dejará que el justo pase hambre,
pero se niega a satisfacer los antojos del perverso.
4Los perezosos pronto se empobrecen;
los que se esfuerzan en su trabajo se hacen ricos.
5El joven sabio cosecha en el verano,
pero el que se duerme durante la siega es una vergüenza.
6Los justos se llenan de bendiciones;
las palabras de los perversos encubren intenciones violentas.
7Tenemos buenos recuerdos de los justos,
pero el nombre del perverso se pudre.
8El sabio con gusto recibe instrucción,
pero el necio que habla hasta por los codos caerá de narices.
9Las personas con integridad caminan seguras,
pero las que toman caminos torcidos serán descubiertas.
10Quien guiña el ojo aprobando la maldad, causa problemas,
pero una reprensión firme promueve la paz.#10:10 Así aparece en la versión griega; en hebreo dice pero el necio que habla hasta por los codos caerá de narices.
11Las palabras de los justos son como una fuente que da vida;
las palabras de los perversos encubren intenciones violentas.
12El odio provoca peleas,
pero el amor cubre todas las ofensas.
13Las palabras sabias provienen de los labios de la gente con entendimiento,
pero a los que les falta sentido común, serán castigados con vara.
14Las personas sabias atesoran el conocimiento,
pero el hablar por hablar del necio invita al desastre.
15La riqueza del rico es su fortaleza,
la pobreza del pobre es su ruina.
16Las ganancias de los justos realzan sus vidas,
pero la gente malvada derrocha su dinero en el pecado.
17Los que aceptan la disciplina van por el camino que lleva a la vida,
pero los que no hacen caso a la corrección se descarriarán.
18Encubrir el odio te hace un mentiroso;
difamar a otros te hace un necio.
19Hablar demasiado conduce al pecado.
Sé prudente y mantén la boca cerrada.
20Las palabras del justo son como la plata refinada;
el corazón del necio no vale nada.
21Las palabras del justo animan a muchos,
pero a los necios los destruye su falta de sentido común.
22La bendición del Señor enriquece a una persona
y él no añade ninguna tristeza.
23Al necio le divierte hacer el mal,
pero al sensato le da placer vivir sabiamente.
24Los temores del perverso se cumplirán;
las esperanzas del justo se concederán.
25Cuando lleguen las tormentas de la vida, arrasarán con los perversos;
pero los justos tienen un cimiento eterno.
26Los perezosos irritan a sus patrones,
como el vinagre a los dientes o el humo a los ojos.
27El temor del Señor prolonga la vida,
pero los años de los perversos serán truncados.
28Las esperanzas del justo traen felicidad,
pero las expectativas de los perversos no resultan en nada.
29El camino del Señor es una fortaleza para los que andan en integridad,
pero destruye a los que hacen maldad.
30Los justos nunca serán perturbados,
pero los perversos serán quitados de la tierra.
31La boca del justo da sabios consejos,
pero la lengua engañosa será cortada.
32Los labios del justo hablan palabras provechosas,
pero la boca del malvado habla perversidad.