Salmos 83
NBLH
83
1Oh Dios, no permanezcas en silencio; No calles, oh Dios, ni Te quedes quieto. 2Porque, Tus enemigos rugen, Y los que Te aborrecen se han enaltecido. 3Hacen planes astutos contra Tu pueblo, Y juntos conspiran contra Tus protegidos. 4Han dicho: "Vengan, y destruyámoslos como nación, Para que ya no haya memoria del nombre de Israel." 5Porque de corazón han conspirado a una; Hacen pacto contra Ti: 6Las tiendas de Edom y de los Ismaelitas, Moab y los Agarenos, 7Gebal, Amón y Amalec, Filistea con los habitantes de Tiro; 8Asiria también se ha unido a ellos; Se han convertido en ayuda para los hijos de Lot. (Selah)
9Trátalos como a Madián, Como a Sísara, como a Jabín en el torrente Cisón, 10Que fueron destruidos en Endor, Que quedaron como estiércol para la tierra. 11Pon a sus nobles como a Oreb y Zeeb, Y a todos sus príncipes como a Zeba y Zalmuna, 12Que dijeron: "Apoderémonos De los prados de Dios."
13Oh Dios mío, ponlos como polvo en remolino; Como paja ante el viento. 14Como fuego que consume el bosque, Y como llama que incendia las montañas, 15Así persíguelos con Tu tempestad, Y aterrorízalos con Tu torbellino. 16Cubre sus rostros de vergüenza, Para que busquen Tu nombre, oh Señor. 17Sean avergonzados y turbados para siempre; Sean humillados y perezcan, 18Para que sepan que sólo Tú, que Te llamas el Señor, Eres el Altísimo sobre toda la tierra.
SALMO 84
Anhelo por la Adoración en el Templo
1986, 1995, 1997, 2005 by The Lockman FoundationLearn More About Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy