Salmos 34
NBLH
34
1Bendeciré al Señor en todo tiempo; Continuamente estará Su alabanza en mi boca. 2En el Señor se gloriará mi alma; Lo oirán los humildes y se regocijarán. 3Engrandezcan al Señor conmigo, Y exaltemos a una Su nombre.
4Busqué al Señor, y El me respondió, Y me libró de todos mis temores. 5Los que a El miraron, fueron iluminados; Sus rostros jamás serán avergonzados. 6Este pobre clamó, y el Señor le oyó, Y lo salvó de todas sus angustias. 7El ángel del Señor acampa alrededor de los que Le temen, Y los rescata.
8Prueben y vean que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia! 9Teman al Señor, ustedes Sus santos, Pues nada les falta a aquéllos que Le temen. 10Los leoncillos pasan necesidad y tienen hambre, Pero los que buscan al Señor no carecerán de bien alguno. 11Vengan, hijos, escúchenme; Les enseñaré el temor del Señor. 12¿Quién es el hombre que desea vida Y quiere muchos días para ver el bien? 13Guarda tu lengua del mal Y tus labios de hablar engaño. 14Apártate del mal y haz el bien, Busca la paz y síguela. 15Los ojos del Señor están sobre los justos, Y Sus oídos atentos a su clamor. 16El rostro del Señor está contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra su memoria. 17Claman los justos, y el Señorlos oye Y los libra de todas sus angustias. 18Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, Y salva a los abatidos de espíritu.
19Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas lo libra el Señor. 20El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos es quebrantado. 21La maldad dará muerte al impío, Y los que aborrecen al justo serán condenados. 22El Señor redime el alma de Sus siervos, Y no será condenado ninguno de los que en El se refugian.
SALMO 35
Oración de un Justo Perseguido
1986, 1995, 1997, 2005 by The Lockman FoundationLearn More about the Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy